Leonardo Da Vinci

Este pintor, ingeniero, arquitecto, científico e inventor nació en Vinci, el 15 de abril de 1452, hijo de un notario que en 1469 lo puso bajo la tutela de Verrocchio, con quien Leonardo se inició en la pintura y la escultura.  En 1478 le encargaron el retablo para la capilla del palacio Vecchio y en 1481 comenzó La adoración de los Magos de la galería de los Uffizi, que dejó sin terminar, y realizo Anunciación y la Madona Benois.

Esas obras destacan por la aplicación de los efectos de la luz y el “esfumado”, que es una fusión de la luz y la sombra que produce tonos de color muy diluidos. Leonardo permaneció en Florencia hasta inicios de l482, cuando se dirigió a Milán a trabajar como pintor, ingeniero, escultor y decorador de los jardines de Lorenzo de Médicis.

En busca de un mecenas, se presenté a Ludovico el Moro. Bajo esa protección estudio ciencias naturales y matemáticas mientras realizaba proyectos arquitectónicos. De esta época son las pinturas La bella Ferronniere, El médico, La dama con armiño y Virgen con el Niño. En l496 comenzó el fresco de La Cena para el refectorio de Santa María del Grazie, y dos años mas tarde lo terminaría.

Entre 1499 y 1503 fue inspector de las fortificaciones Cesar Borgia. Cuando volvió a Florencia realizó obras como La Gioconda, Santa Ana, dos Madonas, La batalla de Anghiari (Fresco perdido), Leda. Se enfrascó en la investigación de la ciencia pura y realizó planos de urbanismo. En l5l2 decidió trasladarse a Roma y Juliano de Médicis, hermano del papa León X, lo protegió. Se entregó entonces a la investigación arquitectónica, son también de esa época los cuadernos de notas donde se registran sus investigaciones sobre la cuadratura del círculo y la anatomía humana.

Al morir Juliano en 1516, se presenté ante Francisco I de Francia y el monarca lo acogió hasta la muerte del hombre que quiza ha tenido  el mayor talento en la historia de la humanidad. Murió en Clos-Lucé el 2 de mayo de 1519.