Limpieza de la ubre

Ahora veamos como conseguir que la ubre esté perfectamente limpia, para ello seguiremos los siguientes pasos.

– Rasurar la ubre y la parte interior de las piernas mensualmente. Amarrar la cola a una pata.

– Enjuagar la parte interna de las piernas y la ubre con agua tibia y cepillar hacia abajo.

– Agregar un chorrito (20 ml) de yodo a una cubeta de 20 litros de agua tibia (rinde para 12 vacas).

– Mojar un trapo limpio en esa solución y con éste limpiar y masajear la ubre.

– Exprimir el trapo y secar la ubre.

Recordemos que el agua fría en la ubre produce una ligera retención de leche.

Fuente: Apunte Taller de Industrialización de productos lácteos de la Unideg.

Publicado en Industria alimentaria

Suscríbete:

who's online