Los gastos de reinversión

Los gastos de reinversión son los gastos que no siendo de primera necesidad, se erogan para lograr un crecimiento y se generan normalmente a partir de la utilidad del negocio. Por esa razón, no deberemos incluirlos en nuestros presupuestos de diseño, puesto que ya están contemplados dentro de las ganancias de los mismos.

Una vez efectuada la reinversión, lo que sí deberemos considerar son las partidas que quedarían dentro de los gastos fijos (la depreciación del nuevo equipo adquirido, por ejemplo). Estos serían los siguientes:

Comunicaciones. Actualizaciones, etcétera.

Local. Obras, ampliaciones, mejoras, etcétera.

Misceláneos. Artículos de oficina especiales, publicaciones especializadas, etcétera.

Mobiliario y equipo. Crecimiento, mejorías, actualizaciones, etcétera.

Personal. Bonos, ayudas, capacitación, etcétera.

Software. Capacitación, etcétera.

Transporte. Cambio de unidades, etcétera.

Otros

Todo lo anterior integraría el costo de un proyecto de diseño, y le daría un valor real al diseño gráfico. Para elaborar un presupuesto de diseño es importantísimo tomar en cuenta todos y cada uno de estos componentes.

En resumen, estamos considerando como gastos fijos los que deberemos erogar de manera cíclica independientemente de la carga de trabajo; como gastos directos, los directamente relacionados con los proyectos cuantificables desde un principio; como gastos directos adiciona/es los que contando con las mismas características no son determinables desde un inicio; y como gastos de reinversión, aquellos que se suscitarán eventualmente, que no tienen relación directa con los proyectos y que tienen como objetivo el crecimiento del negocio.

Fuente: Materia de Presupuestos y costos en el diseño gráfico de la Universidad de Londres

Publicado en Costos y presupuestos en el diseño gráfico

Suscríbete:

who's online