Diferencias entre el sangrado de implantación y menstruación

Contenido: Introducción. ¿Qué es la implantación? ¿Qué sucede el día de la implantación? ¿Por qué es importante el momento en el que se implanta el huevo? ¿Cuándo se presenta el sangrado? ¿Qué aspecto tiene este sangrado? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Cómo diferenciar un sangrado por implantación de una menstruación?

Objetivo: Al finalizar la competencia será capaz de diferenciar el sangrado de implantación y la menstruación.

Introducción

implatancionEs una pequeña pérdida sanguínea que se produce al anidar el óvulo fecundado en el útero. Si te sucede, no te preocupes, afecta casi a un tercio de las futuras mamás y no supone ningún problema para el futuro embarazo.

Hacia el octavo o el décimo día después de la relación sexual en la que tu óvulo fue fecundado éste encuentra un lugar apropiado en tu útero para implantarse en el endometrio.

Entonces tú aún no sabes que estás embarazada, sólo puedes sospecharlo. Sin embargo, sí puede aparecer un pequeño sangrado que se conoce como sangrado de implantación.

Éste no tiene ningún valor patológico, los ginecólogos lo consideran dentro de la normalidad.

Algunas futuras mamás pueden confundir este sangrado de implantación con una regla más leve de lo normal.

En todo caso, ante la duda puedes ir al médico para confirmar que es simplemente un síntoma de embarazo. Una prueba casera también te servirá para saber con certeza de qué se trata.

¿Qué es la implantación?

Cuando el óvulo sale del ovario, viaja a través de la Trompa de Falopio hacia el útero. Si en el camino se encuentra con un espermatozoide viable, quedará fertilizado. Aunque tu bebé acaba de ser concebido, él o ella empiezan a “trabajar” de inmediato en su desarrollo.

El siguiente paso después de la fecundación, es la división celular. En las primeras 12 horas, el cigoto unicelular se divide en dos células y estas dos a su vez se dividen en otras dos y esta división continúa y el número de células se duplica cada 12 horas.

Toda esto sucede mientras el cigoto se mueve a través de las trompas de Falopio hasta llegar al útero. Más o menos en 3 días ya es un racimo de células que tiene la apariencia de una pequeñísima frambuesa. En este momento al bebé en desarrollo se le llama “mórula” y ya está listo para salir de la trompa de Falopio y llegar al útero.

El siguiente paso después de la fecundación, es la división celular.

El siguiente paso después de la fecundación, es la división celular.

En cuatro o cinco días después de la concepción o fertilización del óvulo, tu bebé en desarrollo- que para este momento ya cuenta con cerca de 500 células- llega a su destino dentro del útero. Ya ha cambiado de una masa celular a un grupo de células situadas alrededor de una cavidad llena de líquido, en este momento se llama “blástula”.

La capa interna de la blástula es una masa compacta de células (pero, sorpréndete, cada una de ellas sabe exactamente cuál será su función) que se desarrollarán formando al bebé. De la capa externa de células (llamada “trofoblasto”), se formará la placenta cuyo destino será el de nutrir al bebé durante su desarrollo.

¿Qué sucede el día de la implantación?

La capa interna del útero (llamada endometrio) se ha preparado rica en sangre y nutrientes para recibir al óvulo fecundado (esta capa es la que se “pierde” cada mes en sangrado menstrual cuando no hay fertilización del óvulo). Una vez que el blastocito llega al útero, se pega a esta capa hasta que empieza a producir unas enzimas que le ayudarán a “digerir” este recubrimiento del útero y le permitirán anidarse ahí.

Esto generalmente sucede una semana después de la fertilización, o sea, para el día 12 el blastocito ya está firmemente embebido en su nuevo “hogar”.

La prueba de embarazo en orina sale positiva 4-5 días después de la implantación.

La prueba de embarazo en orina sale positiva 4-5 días después de la implantación.

Se adhiere sólidamente al endometrio en donde se nutrirá de la sangre materna y –debido a su naturaleza rica en sangre- es muy probable que haya un pequeño sangrado que bajará a través del útero y la vagina. Una vez que el “blastocito” se implanta, se convierte en “embrión”.

La prueba de embarazo en sangre sale positiva 3-4 días después de esta implantación y la prueba de embarazo en orina sale positiva 4-5 días después de la implantación.

¿Por qué es importante el momento en el que se implanta el huevo?

importanciaComo ya lo mencionamos anteriormente, la implantación generalmente se lleva a cabo entre el noveno y el décimo día después de la ovulación y la fertilización, con un rango de variación del 6º al 12º día.

En el 84 % de los embarazos, la implantación se llevó a cabo de 8 a 10 días después de la ovulación y fertilización. Hubo un aumento de abortos cuando la implantación ocurrió después.

En este momento, estás embarazada pero todavía es muy temprano para que hayas perdido una menstruación o para que tengas algún otro síntoma de embarazo. En estos primeros días después de la fertilización son muy comunes los abortos aún antes de que te enteres de que estás embarazada. Los científicos consideran que 3 de cada 4 de estos abortos se dan en el momento de la implantación.

La causa puede ser infecciones o exposición a alguna sustancia tóxica (en este momento este tipo de problemas pueden causar un aborto pero no un bebé con defectos al nacimiento). Sin embargo, la mayoría de las pérdidas del embarazo en este momento se deben más bien a errores en el proceso de desarrollo que no son culpa de nadie.

La pérdida del embarazo en este momento fue del 13% cuando la implantación se hizo el 9º día y se elevó un 26 % cuando la implantación fue después del 10º día de la fertilización, aumento el 52% cuando la implantación fue en el 11º día después de la fertilización y un 82% cuando la implantación fue después de 11º día la fertilización.

¿Cuándo se presenta el sangrado?

Generalmente justo unos días antes de cuando estás esperando tu menstruación (o una semana después de la ovulación). Puedes incluso confundirte y pensar que ya te va a llegar el periodo pero este manchado puede ser, en realidad, el primer signo de que estás embarazada.

Esto no pasa en todos los casos, o a veces la hemorragia de implantación es tan escasa que ni se percibe y esto no significa que no estés embarazada, pero mientras más cerca esté de tu fecha de menstruación, menos probabilidades tendrás de que sea “sangrado por implantación”.

¿Qué aspecto tiene este sangrado?

Es importante entender que la sangre asociada a un sangrado por implantación NO es sangre fresca. El tiempo que le toma a estas gotas de sangre para lograr salir del útero hace que esta sangre tenga aspecto de sangre vieja y se verá como de color café para cuando manche.

Si el sangrado que observaste un día continúa al siguiente con un sangrado ligero más rojo o tu sangrado menstrual normal, entonces probablemente NO estaba asociado a la implantación de un embrión.

¿Cuáles son los síntomas?

Los signos propios del sangrado por implantación generalmente se caracterizan por presentar un tipo de sangre de textura más ligera y menos espesa que la sangre característica de los períodos menstruales y su color puede variar del rosado al amarronado.

Puede existir cólico uterino ligero.

Puede existir cólico uterino ligero.

El tiempo que durará el sangrado por implantación dependerá de cada mujer en particular. Aún así, es muy importante tener en cuenta que cualquier sangrado que se produzca durante las primeras semanas del embarazo no tendrá el mismo significado ni producirá las mismas consecuencias que el sangrado producido por la implantación.

Puede haber también:

– Cólico uterino ligero
– Un poco de inflamación en el vientre
– No hay escurrimiento continuado

¿Cómo diferenciar un sangrado por implantación de una menstruación?

Momento en el que se presenta: el sangrado por implantación ocurre unos cuantos días antes de cuando debe llegar tu menstruación.

Apariencia: este sangrado es más ligero, de color rosado o amarronado. En ocasiones pueden aparecer algunas manchas de color rojo brillante, pero no es lo común. Generalmente NO hay coágulos y no sigue el patrón de un periodo normal: ligero- abundante- ligero.

cuando se presenta

Flujo: este sangrado por lo general es muy ligero y escaso. El ciclo menstrual normal generalmente empieza siendo ligero y después es más abundante. El manchado, en algunas ocasiones, puede ser un síntoma de que se acerca tu menstruación para después convertirse en sangrado abundante. Si tuviste manchado justo antes de que llegue tu menstruación, puedes confundirte fácilmente y entonces será necesario que esperes unos días para que te puedas hacer la prueba de embarazo.

Duración: puede durar de 1 a 3 días y se puede extender hasta 5 días, pero es muy raro que dure más.

Fuentes: infogen.org.mx/crecerfeliz.es

Publicado en Ciencias de la salud, Manuales