Medicina

Un médico es un profesional que practica la medicina y que intenta mantener y recuperar la salud humana mediante el estudio, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad o lesión del paciente.

El médico es un profesional altamente cualificado en materia sanitaria, que es capaz de dar respuestas generalmente acertadas y rápidas a problemas de salud, mediante decisiones tomadas habitualmente en condiciones de gran incertidumbre, y que precisa de formación continuada a lo largo de toda su vida laboral.

El principal objetivo del médico, y de la Medicina por extensión, es “cuidar la salud del paciente y aliviar su sufrimiento“.

Las cualidades que debe poseer un médico clínico son:

– el trato digno al paciente y a los colegas
– el control juicioso de la incertidumbre durante el encuentro con el enfermo
– la práctica de una ética de la ignorancia (compartir con el paciente nuestras limitaciones científicas)
– la práctica de una ética de la negativa (para rechazar aquello que no tiene sentido, firme pero amablemente, de pacientes, jefes y compañeros)
– una enorme polivalencia en el limitado tiempo de la atención clínica.