Metodología general del diseño gráfico

Lo primero que hay que hacer es definir el problema en su conjunto. “Muchos diseñadores creen que los problemas ya han sido suficientemente definidos por sus clientes. Pero esto no es en absoluto suficiente”, dice Archer.

Por tanto es necesario empezar por la definición del problema, que servirá también para definir los límites en los que deberá moverse el proyectista.

Supongamos que el problema consiste en proyectar una lámpara, habrá que definir si se trata de una lámpara de sobremesa o de aplique, de estudio o de trabajo, para una sala o un dormitorio.

Si esta lámpara tendrá que ser de incandescencia o fluorescente o de luz diurna o de otra cosa. Si tiene que tener un precio límite, si va a ser distribuida en los grandes almacenes, si deberá ser desmontable o plegable, si deberá llevar un reóstato para regular la intensidad luminosa, y cosas por el estilo.

El objetivo viene directamente de la definición del problema. El problema es el “qué” de su estudio, mientras que el objetivo constituye el “qué se va a ofrecer”.

El objetivo es el producto de su investigación. Es lo que va a lograr cuando termine la investigación. Tenga cuidado de no ir más allá del final del trabajo.

Muchas personas plantean objetivos al aplicar los posibles resultados de la investigación. No se sabe cuándo ni cómo se aplicarán los resultados, pues el investigador investiga.

Alguien más es el que lleva a cabo la aplicación de los resultados que en el trabajo se proponen. Por eso solamente puede indicar lo que se va a lograr con el estudio que va a desarrollar.

Cuanto más “objetivamente” se redacte esta sección, mejor efecto tendrá el mensaje en el lector. Cualquier documento sin objetivo carece de sentido práctico.

No sabrá a qué grado la investigación es útil, pues no existe una referencia por medio de la cual se pueda aseverar que se logró lo deseado.

Diferentes tipos de objetivos

Existen diferentes objetivos, dependiendo de la finalidad de la investigación.

Fuente: Metodología del diseño de la U. de Londres.

Publicado en Metodología del diseño

Suscríbete:

who's online