Modelo E-R-G de Clayton Alderfer

Alderfer está de acuerdo con Maslow en que las necesidades del individuo están dispuestas en un orden jerárquico.

Sin embargo, la jerarquía de necesidades propuesta por Alderfer se compone únicamente de tres series de necesidades, que son:

Existencia. Necesidades que se ven satisfechas por factores como los alimentos, el aire, el agua, el salario y las condiciones laborales.
– Relación. Necesidades que se satisfacen mediante relaciones sociales e interpersonales significativas.
Crecimiento. Necesidades satisfechas por el individuo que hace aportes creativos o productivos.

Las tres necesidades de Alderfer existencia (E), relación (R) y crecimiento (C), o ERC corresponden a las de Maslow en cuanto a que las necesidades de existencia son similares a las categorías fisiológicas y de seguridad de Maslow, las necesidades de relación son similares a la categoría de pertenencia, interrelación social y amor, y las necesidades de crecimiento son semejantes a las categorías de estima y autorrealización.

Además de la diferencia en el número de categorías, la teoría ERC de la motivación de Alderfer difiere de la jerarquía de necesidades de Maslow en la forma en que la gente avanza a través de las diversas necesidades.

Maslow propuso que las necesidades no satisfechas son las que predominan y que el nivel superior subsiguiente no se pone en marcha hasta que la necesidad predominante no ha sido satisfecha adecuadamente.

Por el contrario, la teoría ERC de Alderfer sugiere que, además del proceso de satisfacción-progresión que propone Maslow, también está en juego un proceso de frustración-progresión.

Es decir, si una persona se ve frustrada continuamente en sus intentos por satisfacer sus necesidades de crecimiento, vuelven a resurgir las necesidades de relación como principal fuente de motivación, haciendo que el individuo reoriente sus esfuerzos hacia la satisfacción de la categoría de necesidades de orden inferior.

La explicación ERC de Alderfer sobre la motivación ofrece interesantes sugerencias a los gerentes acerca de la conducta.

Si las necesidades de orden superior de un empleado (por ejemplo de crecimiento) se están viendo obstaculizadas, tal vez por las políticas de la compañía o por la escasez de recursos, conviene que el gerente trate de reorientar los esfuerzos de su subordinado hacia las necesidades de relación o de existencia.

Fuente: Apuntes de la materia Psicología del trabajo de la facultad de contaduría y administración, UNAM

Publicado en Psicología del trabajo

Suscríbete:

who's online