Modo CMYK

La creación de colores en la modalidad RGB involucra el proceso aditivo de mezcla de colores. Trabajar en la modalidad CMYK es parecido a trabajar con pigmentos e involucra un proceso sustractivo como el relacionado con la impresión comercial.

Las cuatro barras del mezclador de colores representan las cuatro tintas de proceso: cian, amarillo, magenta y negro. Podemos deslizar los botones por las barras cian, magenta y amarillo para probar las mezclas resultantes, y usar la barra del negro para oscurecer.

Cuando el negro y uno de los tres otros colores permanecen en porcentaje cero, podemos obtener tintes claros de colores completamente saturados. Con C, M e Y en iguales porcentajes y K en cero, resulta un gris neutro. El gris neutro también se forma cuando C, M e y están en porcentaje cero, y sólo se mueve la barra del K.

Para los colores apagados, podemos empezar con un gris obtenido con igual porcentaje de C, M e Y, y manipular sólo uno o dos de ellos para dar una sutil coloración.

Si empezamos con un gris neutro obtenido con sólo la barra K, y usamos sólo una o dos de los barras C, M e y para dar coloración, no podemos producir un color apagado, en cambio, se produce una tonalidad clara.

El agrisado de un color requiere la presencia conjunta de C, M e Y en la mezcla.

Fuente: Materia de Preprensa Digital de la Universidad de Londres

Publicado en Preprensa digital

Suscríbete:

who's online