Observación de situaciones científicamente fingidas

La mayor parte de la observación se lleva a cabo en ambientes naturales. La intervención del observador para crear un ambiente artificial con el propósito de probar una hipótesis se denomina observación de situaciones fingidas.

Esto incrementa la frecuencia con que ocurren ciertos patrones de comportamiento. Por ejemplo, un pasajero de una línea aérea que se queja de un alimento o del servicio de una sobre cargo puede ser en realidad un investigador que registra las reacciones de esa persona.

Si no se fingiera la situación, el tiempo de investigación dedicado a esperar y observar las situaciones aumentaría en modo considerable.

Muchos autoservicios o bancos (como Comercial Mexicana o Banamex) utilizan a observadores llamados compradores o usuarios misteriosos para que entren en una tienda y pretendan estar interesados en un producto o servicio en particular; después de salir de la tienda, el “comprador o usuario” evalúa el desempeño del vendedor o empleado del banco.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online