Organización Mundial de Comercio (OMC)

El GATT se transformo en la OMC el primero de enero de 1995 dentro de la Ronda de Uruguay. La transformación lo convirtió de un acuerdo comercial a una organización que se encargaría de regir las relaciones comerciales entre los países miembros.

Los puntos en los que se enfoca la OMC, se pueden agrupar en tres categorías:

1. Los que preocupan a los países desarrollados, en tanto que afectan a la capacidad de competitividad de sus empresas en los mercados mundiales debido a la existencia de diferencias entre los países que concurren en los estándares laborales, las políticas de defensa de la competencia, incluyendo reglas sobre la financiación de exportaciones y las prácticas comerciales restrictivas.

2. Para los países en desarrollo, los cuales afectan al trato diferencial que han  recibido  dentro  del  comercio  internacional  por  su  condición  de menor riqueza relativa y a reinvidicaciones sobre algunas demandas pendientes como la erosión del sistema de preferencias generalizadas, vínculo entre comercio y desarrollo económico, la inclusión de las políticas financieras y monetarias, los temas de la deuda externa y los problemas de la inmigración.

3. El funcionamiento del sistema de comercio multilateral: regionalismos, medidas comerciales unilaterales y nuevos actores que reivindican con fuerza un papel más destacado en la escena económica internacional.

Diferencias entre el GATT y la OMC

Diferencias entre el GATT y la OMC

El mundo, cada vez más globalizado y competitivo, ha conducido a los países a integrarse para la promoción de vínculos trasnacionales, así como para establecer acuerdos bilaterales o plurilaterales.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online