Plan de asistencia durante el climaterio

1. Medidas de diagnóstico precoz del cáncer (mama, endometrio, cérvix, ovario).
2. Vigilancia periódica de los indicadores bioquímicos, sobre todo del metabolismo de los lípidos e hidratos de carbono; determinación de colesterol y sus fracciones y de la glicemia basal o con sobrecarga.
3. Vigilancia de parámetros clínicos relacionados con el sistema cardiovascular, como la tensión arterial y el peso.
4. Actividades de educación sexual.
5. Actividades de educación dietética.
6. Actividades de ejercicio físico.
7. Intervenciones de apoyo psicológico dirigidas a reforzar la autoestima y la asertividad.

Éstas pueden realizarse a nivel individual o a nivel colectivo; en este segundo caso, la dinámica de grupo introduce un factor de influencia positiva.

Cuidados de enfermería

1. Actuaciones no farmacológicas: aconsejaremos vestimenta transpirable, evitar bebidas calientes, ejercicios de relajación para mejorar los trastornos vasomotores.

Lubricantes y geles hidrosolubles para la sequedad vaginal y evitar la dispareunia. Anticoncepción.

2. Prevención enfermedades coronarias: no fumar, no beber alcohol, no café.

La dieta es fundamental, debe ser 30% grasas y no más de 10% saturadas, 20% proteínas y el 50% hidratos de carbono (aporte energético).

Las grasas se acumulan en los adipocitos y estos metabolizan estrógenos. Recomendar ejercicio físico.

3. Prevención de osteoporosis: ejercicio físico como andar, correr, levantamiento de pesos, que ayudan a fijar el calcio.

También ayudan la vitamina A y K. Dieta rica en calcio: CDR = 1-1,5 gr). Por último, terapia de sustitución hormonal (THS) con estrógenos que dados a corto plazo hacen que los síntomas no sean tan bruscos, o bien se dan a largo plazo.

Pero también los estrógenos dados exclusivamente son perjudiciales para cáncer de mama y de endometrio ya que la mama y el endometrio son estrógeno-dependientes. Para evitarlo se combinan estrógenos y progesterona.

La progesterona disminuye la afinidad de los receptores por los estrógenos, pero disminuye el HDL y aumenta el LDL y los riesgos de enfermedad cardiovascular.

No obstante se ha visto que la progestina (progesterona sintética) palia los efectos del LDL y HDL.

La THS se utiliza sobre todo por vía transdérmica (parches), vía percutánea: gel, también vía subcutánea: implantes subdérmicos; vaginal (anillos, cremas, óvulos), sublingual, nasal e intramuscular.

Por vía oral, produce problemas hepáticos.

La THS ha de realizarse con los controles y seguimientos adecuados.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online