Políticas para disminuir la inflación

En la lucha contra la inflación se suelen aplicar políticas tanto fiscales como monetarias, con el fin de aminorar las presiones alcistas sobre los precios.

En la aplicación de las medidas para controlar la inflación tenemos al corto de circulante que consiste en el control de la cantidad de dinero en circulación; otra medida aplicable es controlar los aumentos salariales, por ejemplo, si los sindicatos consideran que la inflación del próximo año va a ser del 10%, en las negociaciones de convenios colectivos solicitarán como mínimo un incremento en ese porcentaje; este mecanismo contribuye a alimentar el propio proceso inflacionista.

La política que establece el gobierno es fundamental para la disminución de la inflación; Si el gobierno tiene un buen historial antiinflacionista, las estimaciones que realice sobre el crecimiento esperado de los precios gozarán de credibilidad y los diferentes actores económicos (empresarios, trabajadores, sindicatos) tratarán de ajustar sus peticiones de alza a estas estimaciones.

Fuente: Apuntes de Macroeconomía de la FCA de la UNAM

Publicado en Macroeconomía

Suscríbete:

who's online