Por acumulación de activo y pasivo

Ajustes por acumulación de activo y pasivo

Estos ajustes son realizados con el propósito de que en el Balance General aparezcan ciertas cantidades que se deberán cobrar a favor de la empresa y que no han sido registradas a la fecha. El principal motivo por el cual no aparecen registradas es la falta de pago de los deudores, pero esos valores ya están ganados por la entidad:

– Intereses por cobrar: Los producen las cuentas vencidas y no pagadas por los deudores. Su valor se debe cargar en la cuenta de deudores diversos y abonar en la de gastos y productos financieros; el IVA que causen dichos intereses se carga en la cuenta del propio deudor y abona en la de IVA pendiente de trasladar.

– Rentas por cobrar: Son ingresos pendientes de cobro producidos por los bienes que la entidad ha rentado. Su valor debe cargarse en la cuenta de
deudores diversos y abonar en la de otros productos; en caso de que las rentas causen IVA, el valor de éste se cargará en la cuenta propia de los deudores y abonará en la de IVA pendiente de trasladar.

– Dividendos por cobrar: Son ingresos pendientes de cobro producidos por las acciones que la entidad ha adquirido de otras compañías. Se pueden cargar en una cuenta denominada dividendos por cobrar, la cual aparece en el Balance General en el grupo del activo circulante.

En cuanto a los intereses ganados a cargo de instituciones de crédito por inversiones que la entidad tiene a plazo fijo o variable, deben registrarse por medio del mismo asiento, pero no causan IVA. Los intereses por cobrar a cargo de clientes o deudores diversos también se pueden cargar en la cuenta de intereses por cobrar.

Ajuste por acumulación de pasivo

Estos ajustes se hacen para que en el Balance General aparezcan las cantidades devengadas por terceras personas y que aún no han sido pagadas ni registradas a la fecha por la empresa, pero que existen como pasivo.

Los principales valores (cantidades) de esta naturaleza a cargo de la empresa y no registrados a la fecha del balance provienen de los siguientes conceptos:

– Intereses por pagar: Los producen regularmente las cuentas vencidas y no pagadas a los acreedores. Su valor se debe cargar en la cuenta de gastos financieros y abonar en la de acreedores diversos; el IVA que causen dichos intereses se carga en la cuenta de IVA pendiente de acreditar y se abona en las propias cuentas de los acreedores.

– Gastos pendientes de pago: Todos aquellos gastos a cargo del negocio, pendientes de pago a la fecha del Balance General. Su valor se debe cargar en las cuentas de gastos correspondientes: venta, administración para que afecten los resultados del ejercicio, y abonar en una cuenta denominada gastos pendientes de pago o acreedores diversos; el IVA que causen los gastos pendientes de pago se carga en la cuenta de IVA pendiente de acreditar y se abona en las propias cuentas de los acreedores.

Fuente: Contaduría Básica I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Contabilidad

Suscríbete:

who's online