Preguntas en reuniones

En la discusión y dialogo s e hacen necesarias las preguntas. Su uso para dirigir y alentar la participación constituye uno de los procedimientos más eficaces.

El empleo de preguntas cumple con los siguientes propósitos:

Facilitan el proceso de comunicación, por que en forma inmediata permiten retroalimentar, se indaga mediante la respuesta, si el interlocutor ha comprendido el mensaje, y se genera un efecto reciproco ene l comportamiento de los sujetos que comunican.

– Hacen consentir en los argumentos que se plantean.
– Coadyuvan a destruir objeciones.
– Impiden que la discusión se salga de sus cauces.
– Atraen la atención y centran sus ideas y resultados.
– Impulsan o frenan la participación, según el caso.
– Posibilitan según el control del grupo y su conducción hacia el objetivo.

Un director de reuniones debe evitar, en lo posible los siguientes aspectos negativos:

– Decir al grupo como pensar.
– Dictar los resultados del pensamiento.
– Tener el programa propio que triunfe sobre todas las opiniones.
– Adoptar el papel autoritario y tonos doctorales en asuntos sometidos a discusión.
– Permitir que los demás apelen a él para que dirijan sus disputas.
– Entrar en discusiones y plantear diálogos personales.
– Orientar en forma poco táctica la discusión del grupo aun cuando puedan llamar la atención hacia un punto o declaración discutibles.
– Hablar demasiado.
– Corregir declaraciones erróneas hechas por los miembros del grupo.

Fuente: Apunte de Comunicación Administrativa del Instituto Tecnológico de la Paz

Publicado en Comunicación administrativa

Suscríbete:

who's online