Medidas de seguridad e higiene en el laboratorio

Contenido: Introducción. Medidas generales de seguridad. Sustancias químicas peligrosas. Primeros auxilios en caso de accidente.

Objetivo: Al finalizar la competencia describirá los fundamentos teóricos de las medidas de seguridad e higiene en el laboratorio, sin error.

Introducción

El laboratorio es un lugar dotado de los medios necesarios para realizar investigaciones, experimentos, prácticas y trabajos de carácter científico, tecnológico o técnico; está equipado con instrumentos de medida o equipos con que se realizan experimentos, investigaciones o prácticas diversas, según la rama de la ciencia a la que se dedique.

También puede ser un aula o dependencia de cualquier centro docente, acondicionada para el desarrollo de clases prácticas y otros trabajos relacionados con la enseñanza.

Medidas generales de seguridad

Elementos de seguridad y vías de evacuación: Es necesario que te familiarices con los elementos de seguridad de que dispones localización de los extintores, duchas de seguridad y lavaojos, así como localizar todas las salidas, sean o no de emergencia.

Ropa adecuada: Es necesario vestir con bata de algodón para evitar posibles salpicaduras de productos químicos. Por el mismo motivo, es aconsejable no vestir con minifalda ni pantalones cortos. También se recomienda llevar zapatos cerrados y no sandalias. Los cabellos largos suponen un riesgo que se puede evitar recogiéndolos.

Protección de los ojos: El uso de las gafas de seguridad es obligatorio siempre y cuando se esté en el laboratorio. Si utilizas lentes de contacto, es recomendable el uso de gafas de seguridad cerradas. No te toques los ojos sin lavarte bien las manos. Si un producto químico te salpica los ojos utiliza inmediatamente un lavaojos y lávalos completamente. Actúa siempre con urgencia. Informa de lo que ha ocurrido al profesor encargado y si es necesario pide asistencia médica.

Normas higiénicas: No se debe comer ni beber en el laboratorio. Existe la posibilidad de que los alimentos o bebidas se hayan contaminado con productos químicos. Lávate siempre las manos después de realizar un experimento y antes de salir del laboratorio.

Fumar está prohibido por razones higiénicas y de seguridad. No inhales, pruebes ni huelas productos si no estás debidamente informado. Para la medida de ácidos o bases concentrados o productos tóxicos, no pipetees nunca directamente con la boca. Utiliza probetas, o si hay que medir los volúmenes con exactitud, emplea propipetas.

Conducta en el laboratorio: No abandones el sitio de trabajo mientras se esté llevando a término alguna reacción o destilación. La conducta personal tiene que ser correcta y ejercitar el sentido común. No se deben hacer bromas, correr, jugar, empujar, gritar…

Utilización de equipos y aparatos: No utilices nunca un equipo o aparato sin conocer perfectamente su funcionamiento. En caso de duda, pregunta siempre al responsable. Los equipos y aparatos deben estar en perfectas condiciones de uso, y los materiales y aparatos que se utilicen se deben dejar siempre limpios y en perfecto estado para ser utilizados otra vez.

Recogida de residuos: Deposita el material de vidrio roto en los recipientes correspondientes. Los papeles se deben tirar a las papeleras. No tires directamente a la pila más que disoluciones salinas neutras. Sigue las normas de eliminación de productos tóxicos y peligrosos. Etiquétalos y déjalos en los contenedores especiales.

Sustancias químicas peligrosas

Las sustancias químicas se clasifican, en función de su peligrosidad, en:

- Explosivos: Sustancias y preparados que pueden explosionar bajo el efecto de una llama.

- Comburentes: Sustancias y preparados que, en contacto con otros, particularmente con los inflamables, originan una reacción fuertemente exotérmica.

- Extremadamente inflamables: Sustancias y productos químicos cuyo punto de ignición sea inferior a 0°C, y su punto de ebullición inferior o igual a 35°C.

- Fácilmente inflamables: Sustancias y preparados que, a la temperatura ambiente, en el aire y sin aporte de energía, puedan calentarse e incluso inflamarse.

- Sustancias y preparados en estado líquido con un punto de ignición igual o superior a 0°C e inferior a 21°C.

- Sustancias y preparados sólidos que puedan inflamarse fácilmente por la acción breve de una fuente de ignición y que continúen quemándose o consumiéndose después del alejamiento de la misma.

- Sustancias y preparados gaseosos que sean inflamables en el aire a presión normal.

- Sustancias y preparados que, en contacto con el agua y el aire húmedo, desprendan gases inflamables en cantidades peligrosas.

Inflamables: Sustancias y preparados cuyo punto de ignición sea igual o superior a 21°C e inferior a 55°C.

- Muy tóxicos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan entrañar riesgos graves, agudos o crónicos, e incluso la muerte.

- Nocivos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan entrañar riesgos de gravedad limitada.

- Corrosivos: Sustancias y preparados que en contacto con los tejidos vivos puedan ejercer sobre ellos una acción destructiva.

- Irritantes: Sustancias y preparados no corrosivos que por contacto inmediato, prolongado o repetido con la piel o mucosas pueden provocar una reacción inflamatoria.

- Peligrosos para el medio ambiente: Sustancias y preparados cuya utilización presente o pueda presentar riesgos inmediatos o diferidos para el medio ambiente.

- Carcinógenos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan producir cáncer o aumento de su frecuencia.

- Teratogénicos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan inducir lesiones en el feto durante su desarrollo intrauterino.

- Mutagénicos: Sustancias y preparados que por inhalación, ingestión o penetración cutánea puedan producir alteraciones en el material genético de las células.

Primeros auxilios en caso de accidente

Fuego en el laboratorio: Si el fuego es pequeño y localizado, retira los productos y material inflamable que haya a su alrededor. Apágalo utilizando el extintor adecuado o ahogándolo. No utilices nunca agua para apagar un fuego provocado por la inflamación de un disolvente.

Si no puedes controlar el fuego, avisa a la persona responsable, acciona la alarma de fuego y evacua el laboratorio con calma.

Si te quemas la ropa, pide ayuda, échate a tierra y rueda sobre ti mismo para apagar las llamas. No corras ni intentes llegar a una ducha de seguridad si no es que está muy cerca. No utilices nunca un extintor sobre una persona.

Quemaduras: Lava la zona afectada con agua fría durante 10-15 minutos. Si es extensa, utiliza las duchas de seguridad y pide asistencia médica inmediata. No utilices pomadas o cremas grasosas en quemaduras graves.

Cortes: Es necesario lavarlos bien con agua y después aplicar un apósito adecuado. Si son grandes y no paran de sangrar pide asistencia médica inmediata.

Derramamiento de productos químicos sobre la piel: Todo producto químico derramado sobre la piel tiene que ser lavado inmediatamente con agua corriente durante 10-15 minutos. Si no hay suficiente con el lavado de la pila, utiliza la ducha de seguridad. Si la ropa se ha contaminado, retírala rápidamente. No utilices antídotos químicos.

Corrosión en los ojos: Lava los dos ojos con abundante agua corriente durante 15 minutos como mínimo en un lavaojos. Es necesario mantener el ojo abierto y separar los párpados para facilitar el lavado. Pide asistencia médica inmediata, por pequeña que parezca la lesión.

En caso de ingestión de productos: No provoques el vómito si el producto ingerido es corrosivo. Diluye el corrosivo donante bebiendo abundante cantidad de agua. Pide asistencia médica inmediata.

En caso de inhalación de productos: Lleva inmediatamente a la persona afectada a un sitio con aire fresco. Pide asistencia médica inmediata.

Fuentes: Uji.es y Juntadeandalucia.es