Prepración del estado de flujos de efectivo

El estado de flujos de efectivo para un periodo específico se prepara usando el estado de resultados del periodo, junto con los balances generales de inicio y final del periodo.

El procedimiento implica clasificar los cambios en el balance general como orígenes o aplicaciones de fondos, obtener datos del estado de resultados, catalogar los valores relevantes en flujos de efectivo operativos, de inversión y de financiamiento y presentarlos en la forma apropiada.

Todos los orígenes, así como las utilidades netas después de impuestos y la depreciación se manejan como valores positivos (entradas de efectivo), en tanto que todas las aplicaciones, cualquier pérdida y los dividendos pagados se manejan como valores negativos (salidas de efectivo).

Se totalizan las partidas de cada categoría (operativa, de inversión y de financiamiento) y se suman los tres totales para obtener el “incremento neto (disminución) de efectivo y valores negociables” durante el periodo.

Como una verificación, este valor debe concordar con el cambio real en efectivo y valores negociables durante el año, que se obtiene de los balances generales de inicio y final del periodo.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online