Presión en los quemadores

Los quemadores tipo doméstico destinados a operar con Gas L.P., son diseñados para alcanzar su máxima eficiencia cuando la presión del gas es de 27.94 kg/cm2.

Los mismos quemadores tipo doméstico pero destinados a operar con Gas L.P., deben trabajar a una presión de 18 gr/cm2.

Si tanto el Gas L.P. como el Gas Natural se suministran a presiones menores a los valores anotados, se provocan pérdidas adicionales de calor en la eficiencia de los quemadores por flama débiles de color notablemente amarillento.

Por el contrario, si la presión del gas es mayor a la estipulada, la flama tiende a separarse de los quemadores.

Cuando por una fuerte corriente de aire o por alguna otra irregularidad logra separarse la flama de los quemadores, aquella se apaga y entonces las fugas son de consideración, porque la esprea deja salir todo el gas de acuerdo a sus capacidades y al no quemarse éste, el peligro de incendios y detonaciones es inminente.

Fuente: Apunte de Instalaciones en los edificios del Instituto tecnológico de la Paz

Publicado en Instalaciones en los edificios

Suscríbete:

who's online