Primera ley de la termodinámica

La termodinámica es la rama de la física que se ocupa del estudio de la transmisión del calor y de los cambios de energía que este produce. Su formulación se basa en las llamadas leyes de la termodinámica, de las que la primera afirma que la cantidad total de energía que hay en un sistema cerrado es una constante; es decir, si se calienta, por ejemplo, un gas, éste recibe una energía del exterior que absorbe y con la cual aumenta la excitación de las moléculas.

Que lo componen, lo que conduce a un aumento de temperatura y presión del gas cuando su volumen se mantiene constante (o sea, a un aumento de la energía cinética de las moléculas que lo forman).

En cambio, si la presión que ejerce el gas contra las paredes del recipiente que lo contiene hace que este aumente su volumen, parte de la energía térmica absorbida se emplea en realizar un trabajo sobre el medio circundante.

De este modo la primera ley afirma que la suma del trabajo realizado mas el aumento de la energía interna de un cuerpo es igual a la cantidad de energía que éste ha recibido, o sea, que incluye en el teorema de conservación de la energía al calor.

Publicado en Ciencias naturales y física