Principio del iceberg

¿Por qué se inician tantos proyectos sin objetivos claros o sin la definición adecuada de los problemas? Los gerentes o directivos de las organizaciones son personas lógicas y parece lógico que la definición del problema sea el punto inicial de cualquier empresa.

Sin embargo, con frecuencia, quienes proponen los proyectos y los gerentes no pueden descubrir los problemas reales porque carecen de suficiente información detallada.

El principio del iceberg sirve como una analogía útil. Un marinero en mar abierto observa únicamente el 10% de un iceberg que se extiende sobre la superficie del agua, mientras que el 90% del mismo está sumergido.

La parte peligrosa de muchos problemas de las organizaciones, como la porción sumergida del iceberg, no es visible ni comprensible para los directivos.

Si las partes sumergidas del problema se omiten en la definición del problema y subsecuentemente en el diseño de la investigación y todo el proyecto mismo, las decisiones basadas en la investigación no serán las óptimas.

El ejemplo de la nueva Coca Cola ilustra este caso. La omisión de información importante o las suposiciones equivocadas sobre la situación pueden ser muy costosas.

Fuente: Apunte Elaboración y evaluación de proyectos de la Unideg

Publicado en Elaboración y evaluación de proyectos

Suscríbete:

who's online