Publicidad corporativa (institucional)

La organización diseña y paga la publicidad corporativa a fin de mejorar o cambiar la imagen de la empresa. No se intenta vender ningún producto en particular.

En ocasiones, este tipo de publicidad adopta la forma de afirmaciones de posición dirigidas al público.

Las compañías que buscan apoyo por parte del público para los programas y políticas de la corporación han empezado a invertir más en este tipo de publicidad, conocida como publicidad de promoción.

Por ejemplo, durante la separación de AT&T a principios de la década de 1980, el Pacific Telesis Group tenía una imagen negativa ante la comunidad financiera, que consideraba a la empresa como una inversión de alto riesgo.

Entre otros problemas, Pacific Telesis tenía el récord de menor ganancia de las siete Regional Bell Holding Companies que empezaron a operar en forma independiente el 1 de enero de 1984.

Sin embargo, como preparación para el despojo de AT&T, PacificTelesis participa en un plan estratégico para cambiar a la empresa.

Convencida de que la fuerza del plan, en combinación con la condición financiera de la compañía que había mejorado en gran medida, haría más que compensarla por las ganancias reducidas del pasado, la empresa creía que lo único que faltaba por hacer era comunicar estos cambios a la comunidad financiera.

Pacific Telesis lo logró por medio de la publicidad institucional.

El primer anuncio impreso relataba la historia completa, desde la salud financiera de la compañía y su estrategia de mercadotecnia, hasta la fuerza de su equipo de alta gerencia.

Publicado en Publicidad

Suscríbete:

who's online