Puertas de madera

Las puertas de madera por sus diferentes utilizaciones, pueden ser:

– Sujetas por uno de sus lados.
– Sujetas arriba y abajo.
– Corredizas.
– Giratorias.
– Plegadizas.

El funcionamiento de cada una de ellas es el que a continuación se explica:

1. Sujetadas por uno de sus lados

Para estas se usa una variedad bastante extensa de herrajes denominados bisagras. Sirven estas para sujetar la puerta y dejar que gire sobre sus ejes. este tipo permite a la puerta un movimiento de 90 grados; existen también bisagras de doble acción, las que hacen que la puerta se habrá en un sentido y otro.

2.Sujetas arriba y abajo

Para este tipo de puertas puede usarse bisagras de piso en la parte baja y perno en la superior, o pernos con casquillo y balín en la porción inferior y perno solo en la superior. Lo que facilita el giro completo de la puerta.

3. Corredizas

Son las que se deslizan sobre rieles colocados ya en la parte inferior ya en la superior en el primer caso, las carretillas quedan embutidas en la puerta y los rieles en el piso , en el segundo, aquella queda colgada con las carretillas arriba y guías abajo.

4.Giratorias

Su peso es aconsejable sobretodo en aquellos casos en los que por necesidades del clima, de ruido exterior, u otros, sea conveniente aislar el interior. giran mediante su centro mediante un dispositivo o herraje constituido por un perno que permite su movimiento en ambas direcciones o en una sola.

5. Plegadizas

Se pueden dividir en dos diferentes modalidades, ya sea que se plieguen lateralmente, o bien de abajo a arriba. en el primer caso, se alojaran en muros laterales, en el segundo quedaran acomodadas en la parte superior, este tipo es muy usado sobretodo en cocheras.

Publicado en Materiales y procedimientos de la construcción

Suscríbete:

who's online