¿Qué es la resolución?

En la actualidad, las máquinas electrónicas destinadas a la impresión sólo tienen un sistema de imprimir: Dividen el espacio imprimible en una retícula de diminutas celdillas e imprimen unas sí y otras no.

Celdillas

Siete puntos de impresión dentro de una retícula de 20 × 20 puntos de impresión.

Si esta retícula tuviera 1 pulgada de lado, la resolución del aparato sería de 20 puntos por pulgada.

Al espacio mínimo imprimible, cada una de las celdillas de la retícula en las que las máquinas dividen el espacio, se le denomina punto (de impresión).

Ese término “punto” es un poco ambiguo y da lugar a algunas confusiones entre punto de impresión y punto de trama que veremos más adelante.

Los procedimientos pueden variar. Los fluidos que se aplican y los medios sobre los que se aplican, también, pero lo que no varía, por lo menos a comienzos del siglo XXI, es el hecho de que las máquinas sólo pueden imprimir un punto o no imprimirlo.

No pueden “imprimirlo un poco”, como sí haría un pincel o un lápiz manejado por un artista.

Antes de entrar en materia, hay que destacar que los aparatos a los que aquí se hace referencia son básicamente aparatos PostScript, que es el sistema para la realización de documentos digitales predominante hoy día en las artes gráficas.

Una máquina capaz de dividir un espacio dado en más celdillas que otra, hará que estas celdillas sean más pequeñas. El resultado de esto será que el dibujo que trace imprimiendo unas celdillas sí y otras no, será mucho más detallado.

Resolución

El número de celdillas o unidades mí nimas de impresión que una máquina es capaz de realizar como máximo en un espacio dado es lo que se llama “resolución”. A mayor número de resolución, mayor nitidez de dibujo.

Es importante resaltar que la resolución se suele medir en puntos por pulgadas (abreviado ppp) y que estas son siempre lineales, es decir, que están formadas por una fila de puntos de impresión colocados en línea, uno detrás de otro. Así, hablamos de una impresora con 300 puntos por pulgada (una pulgada equivale a unos 2,54 centímetros).

De hecho la resolución en puntos de impresión por pulgada cúbica de una filmadora de 2.400 ppp es de 5.760.000 puntos, la resolución por pulgada cúbica de una impresora de 600 ppp es de sólo 360.000 puntos.

La diferencia es notable (por eso los fabricantes de impresoras han logrado imponer la medida lineal sin resaltar la palabra “lineal”, la diferencia parece menor…).

A cualquier sistema que se base en la división del espacio en una retícula, se le puede aplicar este concepto de “resolución”. De hecho, los monitores tienen una resolución de 72 píxeles por pulgada en los aparatos Macintosh y 96 píxeles por pulgada en los PCs del sistema Windows.

Incluso se puede hablar de resolución al hablar de alfombras persas (de hecho, se hace así y se habla de “nudos por centímetro”, cuantos más nudos, mejor calidad de dibujo y mayor precio).

Fuente: Apunte de Organización de presentaciones y exhibiciones de la U de Londres

Publicado en Organización de exhibiciones y presentaciones

Suscríbete:

who's online