Recomendaciones generales al hacer platicas de seguridad

Elija apropiadamente la hora para dar su charla. No debe ser al finalizar el turno pues la gente ya se encuentra cansada y con ganas de irse a descansar. La mejor hora será la que usted decida, de acuerdo con la carga de trabajo, el ánimo de la gente, etcétera.

No utilice la reunión para llamarles la atención por alguna falta ni para darles avisos de la gerencia. La gente debe estar convencida de que esa reunión es exclusivamente para ellos y para su seguridad. Si necesita dar alguna información mejor hágalo en otro momento.

Trate que la reunión sea cordial e informal ya que también debe servir para mejorar las relaciones interpersonales de usted y su gente.

Trate de variar sus reuniones, no caiga en la rutina, ya que eso hará que el interés por asistir decaiga. Varíe tanto los temas como la forma de conducir la sesión, el lugar, la hora, etcétera.

Por ningún motivo suspenda sus charlas. No deje pasar una semana sin que sean impartidas, pues esto hace que se pierda el interés y que la gente no vea formalidad en su trabajo.

En algunas ocasiones invite a otro supervisor a impartir la plática, o bien solicítele al gerente que esté presente como un visitante, esto le dará más importancia a las sesiones y ayudará a la gente a comprender que también la gerencia se interesa por su seguridad.

Por último, recuerde que su actitud es lo más importante para que sus charlas funcionen: demuestre que usted es un convencido de la importancia de la seguridad y que se preocupa por lo que pueda pasarle a su personal, lo cual han que la gente también se preocupe por su propia seguridad y la de los demás.

Fuente: Apuntes de Higiene y seguridad industrial de la Unideg.

Publicado en Higiene y seguridad industrial

Suscríbete:

who's online