Reguladores

La función de los reguladores de presión es la de proporcionar el gas en estado de vapor a la tuberías de servicio al valor de presión requerida y con un mínimo de fluctuaciones.

Los reguladores se clasifican de acuerdo a la relación de las presiones que reciben y entregan, a su posición en la instalación y también en cuanto a sus capacidades expresadas en m3/hr. De vapor.

La falta de capacidad de los reguladores implica necesariamente una notable caída de presión, razón de más para que obligadamente sean calculados previendo necesidades futuras.

Su capacidad expresada en m3/hr. De vapor, debe ser como resultado de calcular el número de aparatos que en un momento dado puedan trabajar en forma simultánea considerando el factor de demanda que corresponda (en edificios habitacionales es del 60 %) además de prever un aumento de consumo en un futuro mediato o inmediato por cambio o incremento de aparatos de consumo no considerados en el proyecto original.

Fuente: Apunte de Instalaciones en los edificios del Instituto tecnológico de la Paz

Publicado en Instalaciones en los edificios

Suscríbete:

who's online