Rutina en el ordeño

El buen ordeñador no es el que termina primero de ordeñar a muchas vacas, si no el que obtiene más leche de ellas, el que no las lastima y evita que se enfermen y el que puede hacer que la vaca dure más años en producción.

Así para obtener más leche y mantenerlas sanas, debemos considerar:

a) Manejo de la vaca antes del ordeño.
b) Limpieza de la ubre.
c) Despunte.
d) Extracción de la leche.
e) Apurado.
f) Sellado.

La rutina de ordeño, debemos hacerla exactamente cada 12 horas, así evitamos que el exceso de leche en la ubre provoque una disminución en la producción.

Aún cuando la vaca sea criolla, extraiga toda la l eche, y de ésa alimente al su becerro dándole el 5% de su peso cada 12 horas; cuando el becerro tiene mucha hambre lastima la ubre y puede provocar mastitis y hasta el rompimiento del tejido suspensorio de la ubre, quedando ésta colgante, por lo que es muy doloroso para la vaca, ocasionando una persistente retención de la leche y que continuamente padezca de mastitis.

Fuente: Apunte Taller de Industrialización de productos lácteos de la Unideg.

Publicado en Industria alimentaria

Suscríbete:

who's online