Selección de acabados

El proceso de impresión no termina cuando el papel sale con la imagen impresa. Después de eso todavía hay que hacer todos los acabados para que el impreso quede como estaba planeado. Estos acabados pueden ser cortes, dobleces, encuadernados o barnices.

Estos procesos se podrán realizar: en línea con la impresión, después de la misma, por pliegos individuales, por piezas individuales y como agrupación de piezas para obtener un elemento gráfico totalmente acabado y listo para entregar al cliente.

La estructura de las empresas que se encargan de este trabajo es muy flexible y dependerá de la maquinaria y de su especialización, ya que muchos procesos aún se realizan de forma manual o semiautomáticamente, y requieren mucha mano de obra para ejecutar la producción.

Fuente: Apuntes de la materia de postprensa de la Universidad de Londres

Publicado en Postprensa

Suscríbete:

who's online