Sexualidad en la adolescencia

La sexualidad en la adolescencia ha sido investigada por diversos autores. Uno de los más reconocidos, Schofield, divide la evolución que experimenta la conducta sexual desde los 15 alos 19 años, en cinco fases o periodos que se resumen de la siguiente forma:
1) Poco o ningún contacto con el sexo opuesto: puede ser que se haya tenido alguna cita pero aún no se ha besado.

2) Experiencia limitada de actividades sexuales; se tienen experiencias de besos y también es posible que se tenga experiencia de estimulación de los senos pero por encima de la ropa.

3) Intimidades sexuales próximas al coito; se tiene experiencia de estimulación de los senos por debajo de la ropa y se puede haber experimentado la estimulación genital o el contacto intergenital, pero no se ha realizado el coito.

4) Coito con un partenaire.

5) Coito con más de un partenaire.

Los hallazgos de Schofield obtenidos a través de una minuciosa investigación realizada entre una muestra muy numerosa de adolescentes londinenses, estarían en consonancia con la opinión de Kinsey, según el cual, aunque en realidad ya hay conducta sexual en la infancia, el comienzo de su práctica regular coincide con la entrada en la adolescencia.

La eclosión de la sexualidad unida a la falta de una pareja estable y a la falta de información adecuada constituyen una mezcla explosiva y peligrosa para el adolescente.

Muchos de los conflictos, incluso traumas psicológicos, a que éstos se ven abocados podrían evitarse si la sociedad, y concretamente las personas adultas, tuvieran una actitud menos hipócrita y más positiva respecto a la sexualidad.

Bastará citar como ejemplos de lo dicho, la creciente tasa de abortos juveniles, la difusión de las enfermedades por contagio sexual y las alteraciones emocionales a las que a menudo se ven sometidos los adolescentes.

Publicado en Cultura y artes