Sistema convencional en la preprensa

Uno de los flujos de trabajo consiste en tomar el archivo aprobado por el clientes y en caso que no esté realizado en Adobe Illustrator, transformarlo a dicho programa, que es un programa genérico estándar, y en el cual podemos crear traslapes (trapping) esta aplicación se utiliza para darle las instrucciones de preprensa al archivo.

También se utiliza Adobe Photoshop con el fin de alterar cualquier elemento de tonalidad continua para el proceso de conversión por rotograbado.

El archivo electrónico es manejado con las especificaciones de prensa adecuadas en lo concerniente a la formación, barras de colores, densidad de puntos, líneas de registro y cualquier otro elemento de control de calidad que es necesario grabar en el cilindro. Todos estos procesos y procedimientos pueden lograrse por medio de dichos programas genéricos.

Una vez que se tiene el archivo preparado con las especificaciones de prensa apropiadas, se encuentra listo para enviarse al grabador de cilindro. Se debe tener en cuenta que cada grabador tendrá requisitos específicos con los cuales debe cumplir cada archivo cuando se mande a producción.

Nunca estará de más recalcar la importancia de tomar en cuenta los requisitos de la preprensa antes de entregar a alguien un archivo listo para ser grabado. Una vez que se ha tenido esto en cuenta, el archivo de arte es impreso en una impresora láser blanco y negro.

Esto se hace para dar al grabador una copia en papel del documento, con lo cual tendrá la información para verificar qué datos se están enviando a su línea de producción y que no falta nada.

El segundo flujo de trabajo es muy similar al primero e igualmente se pueden utilizar programas genéricos, sólo que se debe tener en cuenta que con productos como QuarkXpress, Adobe In- Design, Freehand, Pagemaker, e inclusive Corel, se debe ser más cuidadoso en cuanto al tipo de archivo que entrega.

Con esto se quiere decir que se debe poder verificar qué es lo que se está separando y entrgando, además de garantizar la precisión de las separaciones para el grabado. Se puede hacer esto separando y grabando en un archivo postscript, lo cual significa que se ha “ajustado” el archivo como en el flujo de trabajo mencionado anteriormente.

Entonces en vez de enviar el archivo a una impresora láser, se guarda como archivo postscript. Si se guarda el archivo como separaciones, se tendrá toda la información que contiene en el archivo separada en archivos postscript, y nada puede ser modificado al momento de mandarlo con el grabador.

En este caso hay dos puntos importantes:

1) El diseñador tomará el control y responsabilidad de las separaciones que se le están dando al grabador;

2) el grabador no podrá modificar nada en el archivo y no tendrá responsabilidad por los datos postscript, por lo cual es muy importante que se entienda lo que se está haciendo.

El archivo separado se entrega “tal cual va a salir” y a partir de ahí hay que considerar que se necesita conocer toda la información de trama de línea y requisitos de producción del grabador.

La utilización de este tipo de mecanismo sólo es recomendable si se sabe lo que se está haciendo. Cabe recordar que siempre se deben seguir los requisitos de los grabadores cuando se entrega un archivo .ps.

Igual que antes, con este método también se le da al grabador todos los elementos básicos. La única diferencia es que el grabador tendrá capacidades y responsabilidades muy limitadas. Debemos considerar la utilidad de imprimir el archivo .ps en impresora láser blanco y negro para que el grabador tenga una copia en papel como guía.

Fuente: Materia de Preprensa Digital de la Universidad de Londres

Publicado en Preprensa digital

Suscríbete:

who's online