Sustratos

El sustrato es la superficie donde se va a imprimir. Generalmente es papel, pero puede ser cualquier otro material, desde plástico, películas o metales hasta tela.

El tipo de sustrato empleado influye directamente en la calidad final del impreso. De hecho, sustratos de acabado terso y semiflexibles, de buena consistencia en su superficie, neutros, con aglutinantes apropiados, de porosidad fina y con el porcentaje de humedad adecuado, permiten las mejores impresiones.

Se debe tener cuidado de escoger un sistema de impresión adecuado al sustrato que se quiera utilizar. Hay que recordar que no todos tienen las mismas capacidades.

Fuente: Apuntes de la materia de postprensa de la Universidad de Londres

Publicado en Postprensa

Suscríbete:

who's online