Técnica de la descripción

Para realizar una buena descripción es necesario observar primero con mucha atención lo que se va a describir, reflexionar sobre lo observado, seleccionar los aspectos que se han de subrayar por significativos, rechazar los que no aporten algo significativo y preparar un plan o guión en que se destaquen las ideas fundamentales de las secundarias y ordenarlas en forma lógica para alcanzar los objetivos propuestos.

Al redactar, hay que escoger el nivel y el registro de lengua apropiados al contexto y usar bien de los elementos expresivos para que la descripción tenga belleza plástica y, al mismo tiempo, sea rápida, viva y clara.

Entre los elementos expresivos utilizables en la descripción, destacan los siguientes:

Adjetivación, que permite destacar ciertos detalles, aunque su abuso es rechazable.
Comparaciones y las metáforas, que sirven para aclarar aspectos y darles belleza.
Las enumeraciones, que se utilizan para completar ideas y perspectivas.
Exageraciones, siempre que sean moderadas, permiten matizar algunas características de lo descrito.

Fuente: Apunte de Comunicación escrita de la U de Londres.

Publicado en Comunicación escrita

Suscríbete:

who's online