Tecnología

La tecnología es el conjunto de procedimientos aplicados a un proceso específico que permite aprovechar eficientemente los recursos para proporcionar los beneficios demandados por la sociedad en cantidad, calidad y oportunidad.

La tecnología es un recurso de enorme importancia no sólo para las operaciones sino también para la rentabilidad y el crecimiento corporativo.

La tecnología no se limita a las computadoras. Los nuevos tipos de materiales, los métodos novedosos para hacer las cosas y los descubrimientos científicos también impulsan el cambio en los procedimientos y en los controles de operaciones constituyen una nueva tecnología para la empresa.

La tecnología es el conocimiento práctico, los objetos físicos, los procedimientos que se usan para generar productos y servicios.

Política tecnológica de la empresa

Los empresarios deberán analizar cuidadosamente los movimientos mundiales sobre la industrialización y la tecnología a fin de tomar una mejor decisión y medir correctamente los efectos competitivos, esta sugerencia es útil tanto para empresas localizadas en países de bajo desarrollo como en las localizadas en países desarrollados.

La tecnología debe ser adecuada al entorno particular de la organización; no hay necesidad de que sea la más nueva. La mejor tecnología no es, en muchos casos, la más avanzada en el mercado, ni la más costosa, sino la que mejor se adapta a las necesidades específicas del sector y país donde la organización desempaña su actividad.

Existe la estrategia de liderazgo tecnológico, la cual requiere lograr y mantener una posición vanguardista en las tecnologías de punta e incipientes de la industria o en la aplicación de estas tecnologías al sector de la empresa. Sólo se puede perseguir si se tiene una posición competitiva muy fuerte.

La estrategia de seguidor evidentemente requiere también de una fuerte inversión en las tecnologías de punta, con el objeto de poder seguir de cerca al líder.

Igualmente presupone una fuerte posición competitiva, puede ser la base y punto de partida para conseguir el liderazgo tecnológico, si la empresa puede asignar más recursos económicos y humanos a la innovación o si el líder comete un error.

La estrategia de adquisición de tecnología tiene por objeto adquirir tecnología mediante licencias o contratos con otras empresas cuya tecnología es de punta o sus recursos técnicos son avanzados.

Es adecuada para empresas con fuerte posición competitiva pero con una débil base tecnológica.

Otra alternativa es la estrategia de nicho o laguna tecnológica que está orientada a explotar selectivamente puntos tecnológicos de una determinada área a partir de una posición competitiva favorable, aunque no muy fuerte.

Cuando se amplia gradualmente el nicho, se puede mejorar la posición competitiva y la empresa puede pasar a una estrategia de seguidor o incluso de líder.

La estrategia de “Joint – Venture” es apropiada para empresas en una posición competitiva débil que han logrado un avance o invento importante, pero carecen de los recursos financieros necesarios para convertirlo en una innovación para su comercialización; una estrategia de “Joint – venture” puede permitir moverse hacia un nicho tecnológico.

A las empresas que se encuentran en posiciones débiles o medianas, tanto en tecnología como en capacidad competitiva, sólo les queda la alternativa de reconversión o de liquidación. Para su reconversión deberán recurrir a la transferencia de tecnología.

Fuente: Apuntes de Operaciones II de la FCA de la UNAM

Publicado en Operaciones

Suscríbete:

who's online