Tipos de encuadernación

a) Encuadernación en rústica

Este tipo de encuadernación consiste en coser los diferentes pliegos con hilo y cubrir el libro con una cubierta de papel más grueso que servirá de protección a las hojas interiores.

El tamaño de la cubierta es igual al del interior del libro; cubrirá el lomo, y se cortará por tres lados: cabeza, lateral y pie. En la cubierta se suele colocar el título de la obra, el nombre del autor y el pie de editorial. La edición en rústica es una manera rápida y barata de encuadernar libros. Las posibilidades que ofrece este tipo de encuadernación son rústica fresada y rústica cosida.

Estos dos tipos de encuadernación se distinguen en la forma de acoger las diferentes hojas que componen el interior del libro; en la fresada, las hojas, una vez alzadas y agrupadas, se cortarán por los cuatro lados y, por el lado del lomo, se fresará el lateral para luego aplicarle cola caliente. Ésta, al secar, convertirá el lomo en una sola pieza. En la encuadernación rústica cosida, se coserá individualmente cada cuaderno para posteriormente unirlos formando un bloque; a éste se le aplicará cola caliente para que todos los cuadernos queden unidos.

En los dos casos la tapa sólo irá unida y pegada al interior por el lomo.

Debemos decir que la rústica fresada es más delicada y dura menos que la rústica cosida.

b) Encuadernación con tapas de cartón

También se llama encuadernación con tapa dura. Este tipo de encuadernación se utiliza para libros de mayor importancia y que necesitan perdurar a través del tiempo.

El interior se puede coser con hilo a mano o mecánicamente. En primer lugar, se cosen los cuadernos uno a uno y, luego, se unen ordenados según su paginación colocando las guardas; se recubre el lomo con un trozo de tela; luego se corta por tres lados: cabeza, lateral derecho y pie, para dejar el bloque de las hojas repeladas y libres; se forran las tapas de cartón duro y, como última operación, se coloca el interior y se pegan las guardas con tapas forradas.

c) Encuadernación acolchada

Tipo de encuadernación que lleva las tapas acolchadas (lámina de papel o tela, espuma fina y cartón rígido de base).

d) Encuadernación americana

Encuadernación en rústica con lomo fresado; puede o no llevar solapas.

e) Encuadernación alemana

Tipo de encuadernación en el que el lomo o las puntas están recubiertas de badana o blanquillo; el resto de las tapas es de papel o tela.

f) Encuadernación de edición

Encuadernación compuesta de tapas duras cubiertas con el mismo material interior.

g) Encuadernación flexible

Encuadernación en piel o plástico suave y flexible; permite que el libro se doble fácilmente.

h) Encuadernación holandesa

Denominada también de media pasta o media piel. Es la encuadernación más económica; el cartón de la cubierta se forra con papel o tela, las puntas con tela o pergamino, y el lomo con piel.

i) Encuadernación inglesa

Encuadernación con tapas forradas de piel, con cantos redondeados. Generalmente las tapas son muy flexibles.

j) Encuadernación en media tela

Lleva el lomo y las esquinas cubiertos de un material y el resto de otro.

k) Encuadernación en pasta

Tipo de encuadernación que consiste en forrar las tapas en imitación de piel.

Fuente: Apuntes de la materia de postprensa de la Universidad de Londres

Publicado en Postprensa

Suscríbete:

who's online