Tramas de última generación

Entre los nuevos desarrollos de tramas hallamos la trama AM de alta lineatura, donde un rango de 256 niveles de grises produce suficientes saltos tonales para reproducir imágenes finas, degradados y viñetas.

Una fórmula que describe la relación entre resolución y lineatura, permite decidir si dicha relación es apta para ser reproducida. Se tiene que el número de niveles de grises es igual a: (dpi/lpi)2 + 1.

Por ejemplo, si se quiere reproducir a 300 lpi y se tiene un dispositivo de salida de 2400 dpi, tenemos 65 niveles posibles de grises (2400/300)2 + 1 = 65.

Los 65 niveles de grises son escasos y causarán bandeos y saltos abruptos en la reproducción tonal. Para lograr una reproducción óptima a 300 lpi se necesitaría como mínimo una salida de 4600 dpi. Como se ve, la relación dpi/lpi sólo determina la capacidad tonal de la celda de mediotono.

Actualmente, algunos algoritmos generadores de trama utilizan el concepto de supercelda, que al generar una trama con más píxeles, a su vez produce más niveles de grises, para lograr entre 1024 y 4096 niveles.

Esto permite obtener altas lineaturas sin alterar la resolución del dispositivo de salida. Es decir, para el ejemplo de 300 lpi sólo se necesitarían 2540 dpi. Esto mejora la capacidad de filmado y de procesamiento de los dispositivos de salida.

Como ejemplos de tramas AM de alta lineatura tenemos a Creo Cadence, Fuji CoRes, Esko-Graphics HighLine.

Fuente: Materia de Preprensa Digital de la Universidad de Londres

Publicado en Preprensa digital

Suscríbete:

who's online