Triconodonte

Diminuto mamífero marsupial e insectívoro, que vivió en el Período Jurásico y se extinguió a fines del Período Cretáceo, ambos de la Era Mesozoica. Sólo alcanzaba 12 cm de longitud. Se trata de uno de los mamíferos más primitivos que se conocen.

Se caracterizaba por tener una dentición con tres y, algunas veces, cuatro, cúspides alineadas en cada uno de los dientes postcaninos.

Poseía cuerpo ancho; cabeza grande; hocico estrecho; bigotes largos; ojos grandes; orejas puntiagudas; pelaje espeso; patas cortas terminadas en poderosas garras, y cola muy larga, delgada, anillada y prensil, esto es, que le servía para asir a sus presas.

Estos animales responden además a las características morfológicas que de forma generalizada se daban en los protomamíferos: son pequeños, peludos, tetrápodos, con largas colas.

No obstante, más evolucionados que los mammaliaformes, ya aparece en estos animales un hueso dentario de características similares a los de los actuales mamíferos, y el desarrollo de la cadena ósea del oído medio es completo.

Triconodonte en su medio

No obstante, aún aparecen rasgos de sus primitivos ancestros como las articulaciones perpendiculares de las extremidades posteriores con la cintura pélvica o la existencia de molares escasamente evolucionados.

Del tamaño entre un ratón y un gato, estos insectívoros y carnívoros posiblemente tenían hábitos nocturnos para evitar la depredación y la competencia con dinosaurios.

De todas las especies conocidas hasta el momento, la datada en fechas más tempranas es Hallautherium schalchi, que se considera habitó durante el final del Triásico en los territorios que ahora corresponden a Suiza.

Publicado en Ciencias naturales y física