Uso de los bloques patrón

Los bloques patrón se usan para dos propósitos generales:

– verificar y calibrar otras herramientas de medición tales como micrómetros y vernieres,
– y calibrar las dimensiones de piezas de trabajo. En cualquiera de esos casos, los bloques patrón normalmente se usan en grupos de dos o más con el fin de obtener el tamaño deseado. Los bloques patrón se mantienen unidos por ajuste sin holgura.

El ajuste o unión sin holgura es un proceso que consiste en deslizar un bloque sobre otro con el propósito de construir un pilón de bloques patrón.

Los bloques patrón, cuando están ensamblados, se mantienen unidos por una combinación de dos efectos:

– la atracción que ejerce un bloque sobre el otro y
– por una minúscula capa de aceite o humedad que hay entre los bloques que producen una reacción de las superficies que son casi perfectamente planas.

Ensamble de bloques

El ensamble de los bloques patrón es básicamente un procedimiento de cinco pasos. El primero es la limpieza. Los bloques calibradores deben estar libres de suciedad, aceite o partículas de polvo para adherirse apropiadamente el uno al otro.

A continuación, los bordes de los bloques deben traslaparse aproximadamente 1/8 pulg. Entonces, aplicando una ligera presión, los bloques deben comenzar a deslizarse uno sobre otro simultáneamente.

Una vez que las superficies de calibración estén completamente apareada, debe verificarse el pilón para asegurarse que los bloques están propiamente ensamblados. Si el lector sigue este proceso, estará capacitado para calibrar bloques en la forma apropiada.

Fuente: Apuntes de Metrología de la UNIDEG

Publicado en Metrología

Suscríbete:

who's online