Válvulas y llaves

En lo que respecta a válvulas y llaves utilizadas en las instalaciones de aprovechamiento, se tienen de diferentes tipos, formas, medidas, presiones, usos y marcas; como consecuencia de la diversidad de servicios y necesidades.

Válvulas de servicio para recipentes portátiles

Son válvulas de paso de operación manual, que sirven para el llenado de los recipientes de Gas L.P. (Butano) y para suministrarlo a las tuberías de servicio de las instalaciones de aprovechamiento.

Estas válvulas traen consigo interconstruida una válvula de seguridad, para proteger a los recipientes en caso de sobrepresiones interiores peligrosas.

Llaves de paso

También conocidas como llaves de corte con maneral de cierre manual, son las que se instalan antes de cada uno de los aparatos de consumo para el control de servicio en forma individual.

Válvulas de servicio para recipientes estacionarios

Debido a la mayor capacidad de vaporización de los recipientes estacionarios, la válvula de seguridad interconstruída en la válvula de servicio tiene mayor área de descarga.

Las válvulas de servicio para recipientes estacionarios, se fabrican bajo las siguientes características:

– Con válvula de seguridad interconstruída.
– Con válvula de máximo llenado.
– Con la de seguridad y la de máximo llenado en una misma, calibradas para descargar a un mismo valor de sobrepresión, cumpliendo las dos su cometido que es el de evitar sobrepresiones interiores peligrosas.

La capacidad mínima de descarga de las válvulas de seguridad interconstruidas en las válvulas de servicio para recipientes estacionarios, es directamente proporcional a la capacidad de vaporización de éstos.

Las válvulas de seguridad para recipientes estacionarios deben abrir automáticamente a una presión manométrica comprendida entre el 88 y el 100% de la presión máxima promedio del recipiente que es de 14kg/cm2, considerando una temperatura ambiente de 44° C.

Las válvulas de seguridad en recipientes para Gas L.P. pueden operar (abrir) por una gran diversidad de irregularidades:

– Por sobrellenado, pues en vez de tener en el dispositivo de protección una presión ejercida por el vapor, se tiene una presión hidrostática del gas líquido.

– Cuando por un error, se llegara a llenar con un tipo de gas que no corresponda.

– Cuando en un incendio, la presión interna se eleve en demasía por estar expuesto el recipiente a altas temperaturas y como consecuencia el gas contenido absorbe demasiado calor del ambiente.

Caso remoto, cuando por olvidar en el primer llenado la maniobra de purgar al recipiente, en tales condiciones, se alcanza una sobrepresión interna inmediata.

Válvulas de control

Válvulas para el control general de un servicio o para el control simultáneo de dos o más aparatos de consumo localizados cerca entre sí. En instalaciones comerciales e industriales, se les clasifica como válvulas de cierre general de acción manual y se les ubica en lugares seguros y de fácil acceso.

En construcciones habitacionales, se les instala antecediendo al regulador de SEGUNDA ETAPA, instalado antes del cabezal (Manyfold) que es de donde se alimenta a todos y cada uno de los medidores, para controlar individualmente los consumos.

Llaves de cuadro con orejas.

Aquéllas que necesariamente deben instalarse en el tramo de tubería que alimenta a cada medidor para controlar el paso del gas por fallas en tubería de servicio, en cualquier aparato de consumo o por falta de pago a las compañías suministradoras del combustible.

Fuente: Apunte de Instalaciones en los edificios del Instituto tecnológico de la Paz

Publicado en Instalaciones en los edificios

Suscríbete:

who's online