Vender diseños buenos a clientes con poco presupuestos

Existen buenos, mediocres y malos diseños. Lo que su cliente obtenga depende tanto de los conocimientos como del juicio de Su compañía, no del presupuesto.

El presupuesto sólo restringe la cantidad de dinero que se puede gastar, no la cantidad de diseño que se puede recibir. Si saben gastar ese capital sabiamente, serán unos héroes. Sin embargo, un producto final terminado con mala calidad será recordado para siempre y no precisamente la cantidad de dinero que ahorraron en su compañía de diseño.

Si su cliente usa un equipo IBM le debería preguntar con qué programas trabaja. Los más comunes son Word Perfect y Microsoft Word.

El programa Page Maker es usado por algunas empresas,no por la mayoría. El Quark XPress es el software más popular para tipografía y, hoy en día, es el más compatible que existe comparado con cualquier programa software de formación de textos. Hay algunas compañías que compraron el Page Maker y sienten que ese programa es el mejor.

Cada programa software se perfecciona constantemente. Durante la entrevista con el cliente, usted deberá mencionar quién trabajará en los próximos proyectos. Sería excelente si pudiera reunirse con el diseñador. No son necesarios los filtros burocráticos para poner en marcha un proyecto.

La flexibilidad de horario es un factor importante. Si se lo piden, usted debe saber que los cambios de horario son algo común en este tipo de trabajo. La mayoría de los diseñadores y firmas están acostumbrados a estos cambios repentinos y uno debe decidirlo a la hora en que le otorgan un proyecto de verdad. Después de conocer a un cliente yo le comento que sería oportuno mantener los horarios dentro de lo razonable para que cuando lleguen las presiones reales los diseñadores comprendan que no se trata de otra falsa alarma.

Fuente: Materia de Presupuestos y costos en el diseño gráfico de la Universidad de Londres

Publicado en Costos y presupuestos en el diseño gráfico

Suscríbete:

who's online