Ventajas y desventajas ante la estructura familiar y administrativa

Una de las ventajas de la estructura familiar en una empresa es la que se genera de la fuerza de las relaciones familiares. Los miembros de la familia por la inercia de las relaciones y por los nexos familiares son atraídos hacia el negocio y tienden a permanecer en él aunque las épocas no siempre sean buenas.

Una mala temporada en el negocio en lugar de alejarlos, genera una mayor solidaridad para superarla, ya que el nombre de la familia, su bienestar y tal vez la fortuna familiar están en juego, mientras que los empleados no familiares generalmente decidirán buscar nuevas oportunidades en algún otro lado.

Otra ventaja es que los miembros de la familia pueden estar dispuestos a sacrificar ingresos para que el negocio se pueda mantener funcionando.

En lugar de buscar obtener grandes sueldos o recibir dividendos, prefieren que los recursos se reinviertan en el negocio con el fin de satisfacer necesidades del mismo.

Muchas de las familias que conforman una empresa han tenido que pasarse mucho tiempo sin adquirir un auto nuevo o cambiar de muebles con el propósito de permitir que el negocio pueda superar los problemas financieros y siga adelante.

Un negocio manejado bajo una estructura familiar puede mostrar una mayor preocupación por su personal, que aquel que es manejado bajo una estructura corporativa, además de que el administrador del mismo puede asumir puntos de vista de más largo plazo, debido a que su permanencia en el negocio es más segura, que la de un directivo de una corporación.

Es común que en negocios familiares se use el tema de la familia en su publicidad para poder distinguirse de la competencia.

Lo que se busca en estas campañas publicitarias es transmitir la idea de que en las empresas que son propiedad de familias existe un mayor compromiso con el negocio, así como normas éticas y un compromiso personal para atender a sus clientes.

Una ventaja más son los valores que motivan y guían al promotor en la creación de una empresa, que pueden llegar a representar una ventaja competitiva para la nueva compañía, debido a la entrega que se tiene de parte de su fundador, ya que este puede atender las necesidades de los clientes en una manera directa o muy
especial y hacer que el servicio a los clientes sea el principio que guíe a la empresa. Una empresa nueva puede ir mucho más allá de las prácticas normales de su industria y asegurándose así de que los clientes queden satisfechos, aunque esto signifique tener que trabajar tiempo extra o hacer entregas especiales en días festivos.

Los que trabajan en este tipo de empresas aprenden rápidamente que a los clientes se les debe tener siempre un cuidado especial.

En una empresa familiar, los valores centrales del fundador se convierten en parte de la cultura del negocio.

La desventaja principal de la estructura familiar es que muchas veces el manejo del negocio se da de una manera empírica, lo que debilita a la propia organización, ya que al no utilizar herramientas administrativas de eficacia comprobada, la administración de la misma pierde fuerza y en consecuencia los resultados alcanzados, no permiten el crecimiento de la empresa, sin embargo cuando el dueño decide utilizar las herramientas de la administración, se puede dar una conjugación de estas con las ventajas de la estructura familiar para facilitar el crecimiento del negocio.

Fuente: Apuntes de Administración de Pymes de la FCA de la UNAM

Publicado en Administración de pymes

Suscríbete:

who's online