Ventas a plazos

No obstante que el análisis de los problemas derivados de las compraventas a plazos es tratado en los capítulos que corresponden al estudio del interés compuesto, estimamos que, por su gran aplicación en comercio, conviene analizar en este capítulo algunos aspectos de los sistemas que se acostumbra aplicar en este tipo de ventas.

Sobre el precio al contado, el comerciante carga una suma adicional por venta a plazos; parte de esta suma es por intereses sobre la deuda que contrae el comprador y otra parte es para cubrir el mayor costo que significa la venta a plazos.

Entre estos costos, están los gastos de contabilidad, cobranzas, investigación de créditos, gastos legales, deudas incobrables y otros.

Para el comprador, el sobreprecio que paga son los intereses de la deuda que contrae por la compra a plazos. Es costumbre comercial considerar el sobreprecio como intereses.

Ventas a plazos con cargo de intereses sobre saldos. Esta modalidad es de aplicación poco frecuente y consiste en pagar la deuda por medio de cuotas iguales, a las que se suman los intereses sobre el saldo de la deuda a una tasa convenida.

Fuente: Apunte de Matemáticas financieras de la UNIDEG

Publicado en Matemáticas financieras

Suscríbete:

who's online