Acabados

Las nuevas tecnologías no se limitan a la forma de crear, administrar, transmitir o imprimir información. También ofrecen soluciones para darles la presentación, los acabados adecuados.

Desde encuadernación en hot-melt, Wire-O (arillo metálico), doblez, suajado o plecado, hay una enorme gama de posibilidades para todo tipo de producción, sea muy pequeña o muy larga en tiraje.

El acabado o postprensa es el ultimo proceso de la producción después de la impresión, y comprende todos los procesos de acabados, manipulados, unión de piezas y empaquetado.

Estos procesos se podrán realizar: en línea con la impresión, después de la misma, por pliegos individuales, por piezas individuales y como agrupación de piezas para obtener un elemento gráfico totalmente acabado y listo para entregar al cliente.

Pautas de trabajo

Como se ha comentado anteriormente, estas empresas son las que se encargan de realizar los últimos procesos para acabar un elemento gráfico.

Por lo general, su estructura estará especializada en acabados o manipulados muy concretos, de manera que habrá elementos que tendrán que pasar por varias empresas; cada una de ellas realizara un proceso y, a lo mejor, otra finalizará el producto de forma manual o automática.

De esta manera es un poco complicado marcar una pauta rígida de trabajo. Más que de la maquinaria, aquí se depende de la profesionalidad y experiencia de las personas que intervienen en el proceso.

El diseñador será el encargado de marcar la pauta de realización de los distintos acabados, que deberán rea lizarse uno tras otro.

Es muy importante que el diseñador tenga una visión general de todas las posibilidades para que las sepa escoger y coordinar de la mejor manera, con lo que facilitará la tarea de las empresas de postprensa.

El consejo de un buen profesional (encuadernador, plecador o impresor) puede simplificar y facilitar enormemente los procesos, a la vez que abarata costes.

Los procesos de acabado

Llamaremos acabados a los procesos que se pueden realizar en todas las piezas que forman un elemento impreso y que servirán para proteger la imagen impresa, ennoblecer el elemento impreso o bien finalizarlo para entregar al cliente.

Los principales tipos de acabados se resumen en cuatro clases:

Tratamientos de superficie

Estos tratamientos desempeñan varias funciones. Las más comunes son: proteger la imagen impresa de roces o manipulados, dar brillo (a toda o a parte de la superficie del pliego impreso), matizar la superficie, dar textura, preparar para poder soldar plásticos.

Tratamientos más usuales:

El barnizado

Consiste en extender una capa fina de barniz transparente (brillo, mate, semimate, etc.), generalmente realizado en línea con la impresión (como si fuese un color más).

Se da a toda la superficie del pliego, o parcialmente si se quiere reservar.

Este barniz servirá especialmente como protección de la imagen impresa. Se recomienda cuando se imprimen fondos de color grandes que posteriormente se tienen que manipular.

El barniz evita roces o ralladuras y da al impreso mucho mas rea Ice y vistosidad.

El plastificado

EI plastificado de un pliego impreso se realiza, básicamente, como protección del mismo y para cambiar la superficie del papel y del impreso. Se puede realizar de dos maneras:

– De forma liquida (por medio de lacas de polipropileno) Sirve para poder manipular el pliego (doblar y plegar) sin que se rompa la fibra del papel y para dar a la superficie brillo o matiz. Los manipulados y doblados se pueden realizar con plegadora

– En laminas de plástico fino (por medio de películas de acetato). Consiste en extender, encolar y soldar una lamina fina de película de un material plástico como el acetato.

Este sistema da cuerpo al pliego y sirve de máxima protección al manipulado y a la humedad. En un impreso plastificado parcial es importante realizar hendidos para facilitar el doblado.

El barniz UV

El barnizado de un pliego impreso en este sistema se realiza, básicamente, como motivo de diseño para cambiar la superficie total o parte del papel. Se puede realizar de dos maneras: en toda su superficie o como reservas.

Se realiza en serigrafía y, si se dejan reservas, los fotolitos son como mascaras compactas que ocuparan por completo las zonas a reservadas.

El fotolito deberá tener la emulsión hacia arriba. Tratamientos de protección llamaremos tratamientos de protección al conjunto de posibles operaciones efectuadas en los diferentes sistemas de impresión o plastificado, que servirán para proteger o acondicionar las caras del pliego impreso o para la utilización posterior de los impresos (barnices, antigrasa, protección contra la humedad, antiestéticos, para reimpresiones, etc.).

El blister

Se coloca una cápsula plástica, en toda o en una parte de la superficie del cartón. Se utiliza para exhibidores de autoservicio que deban contener un producto de poco peso.

blister

Acabados de ennoblecimiento

Este tipo de acabados ennoblecerán parte de la superficie del elemento impreso.

Se puede realizar individualmente en cada pieza que compone un impreso compuesto. Entre estos acabados tenemos el hot-stamping, el relieve impreso, el termorrelieve.

Fuente: Apuntes de Tecnología de los Sistemas de Impresión de la U de Londres.

Publicado en Tecnología de los Sistemas de Impresión

Suscríbete:

who's online