Acento diacrítico

Algunos monosílabos sí se acentúan para diferenciarlos de otros que tienen la misma escritura, pero diferente función y significado. A este tipo de acento se le conoce con el nombre de acento diacrítico.
Observe cuidadosamente:
1. el (artículo)
él (pronombre)

Ejemplo:

Al pastor, un hombre flaco y nervioso, le encantó que el joven —cuyo desapego por los asuntos religiosos se comentaba en toda la ciudad— quisiera hablar con él en privado.

H.G. Wells
(Inglés. 1886-1946)

Los artículos son adjetivos especiales; al igual que éstos, modifican directamente al sustantivo. Por ello, es útil seguir una pista sencillísima: si la palabra que sigue al monosílabo “el” es sustantivo, entonces “el” es artículo y no se acentúa; si la palabra que le sigue no es sustantivo (en ocasiones antes del sustantivo modificado va otro adjetivo), entonces es pronombre y sí se acentúa.

Recuerde también que la función esencial del pronombre es sustituir al nombre o sustantivo: o va el pronombre o va el sustantivo, pero nunca juntos.

Siguiendo el análisis del ejemplo anterior, el primer “el” va seguido por un sustantivo: “joven”; por lo tanto, es artículo y no se acentúa. Al segundo “el” sigue la palabra “en” (preposición y no sustantivo); es, por lo tanto, un pronombre y sí se acentúa: él.

Otras palabras con acento diacrítico:

tu (adjetivo posesivo)
tú (pronombre personal)

Ejemplo:

Tú me recuerdas los días pasados, cuando era procurador de Judea en la provincia de Siria.
Tú me seguiste a esa triste Jerusalén con tu familia, tu fortuna y tu salud.

Anatole France
(Francés. 1844-1924)

Apliquemos el mismo procedimiento que en el ejemplo anterior:

Primer: “tu” —– sig. palabra: “me” no es sustantivo. Sí se acentúa.
Segundo:”tu” —– sig. palabra: “me” no es sustantivo. Sí se acentúa.
Tercer: “tu” —– sig. palabra: “familia” es sustantivo. NO se acentúa.
Cuarto: “tu” —– sig. palabra: “fortuna” es sustantivo. NO se acentúa.
Quinto: “tu” —– sig. palabra: “salud” es sustantivo. NO se acentúa.