Anabolismo heterótrofo y quimiosíntesis

El anabolismo es la fase de biosíntesis del metabolismo, en la que se forman nuevas sustancias progresivamente más complejas a partir de los productos simples y energía. Los organismos autótrofos utilizan la energía luminosa del sol o la liberada en reacciones químicas del medio, mientras que los heterótrofos utilizan la energía almacenada en la materia orgánica sintetizada por los anteriores o por otros seres heterótrofos.

Anabolismo heterótrofo

Los vegetales también realizan la biosíntesis de sus propias macromoléculas a partir de sustancias orgánicas que ellos mismos sintetizan de forma autótrofa, pero los organismos heterótrofos sintetizan sus compuestos vitales a partir de los productos resultantes de la degradación de los alimentos que ingieren.

Las reacciones biosintéticas son catalizadas por enzimas especificas y absorben gran cantidad de energía, la cual se obtiene mediante el consumo de ATP.

El anabolismo de los glúcidos se realiza a partir de moléculas de ácido pirúvico, glicerina, diversos aminoácidos y todos los catabolitos del ciclo de Krebs a través de un proceso llamado gluconeogénesis pero los monosacáridos -en especial la glucosa- procedentes de la digestión pasan directamente a la sangre y se almacenan en el hígado bajo forma de glucógeno (glucogénesis).

A medida que las células demandan glucosa, este órgano va convirtiendo glucógeno nuevamente en glucosa (glucogenólisis) y vertiéndolo a la sangre. Esta función llamada glucogénica- glucémica esta controlada por la hormona insulina. En los vegetales, los monosacáridos sintetizados autótrofamente se almacenan en forma de almidón.

El anabolismo de los lípidos pasa por la síntesis de glicerina (a partir de moléculas de glucosa) y de ácidos grasos (a partir del ácido pirúvico y COA para formar acetil-COA); pero también se sintetizan lípidos a partir de la glicerina y los ácidos grasos procedentes de la digestión de las grasas ingeridas, que son absorbidos por el intestino y convertidos en nuevas moléculas de lípidos que son distribuidos por vía linfática y almacenados sobre todo en el hígado y el tejido adiposo.

Quimiosíntesis

La biosíntesis a expensas de energía procedente de reacciones químicas del exterior es un proceso exclusivo de determinadas bacterias.

Para la fijación del CO2 la energía se obtiene por oxidación del amoníaco a ácido nítrico (nitrobacterias), por oxidación de carbonatos y sulfatos de hierro a hidróxidos (ferrobacterias) o por oxidación del ácido sulfhídrico a ácido sulfúrico (sulfobacterias incoloras).

Algunos tipos de bacterias que viven en el suelo (Clostridium, Azotobacter, Rhízobium) captan el nitrógeno del aire y lo transforman en materia orgánica obteniendo la energía necesaria metabolizando los glúcidos existentes en la materia orgánica del suelo o en las células de las raíces de leguminosas con las que viven en simbiosis.

 

Publicado en Ciencias naturales y física