Análisis de la esterilidad

1. Análisis de la ovulación:

a. Detección día exacto de la ovulación. A través de la medición de la temperatura basal corporal.

Cuando se produce la ovulación, el cuerpo lúteo produce progesterona que hace que se eleve la temperatura 0,5°C (la progesterona se produce 8-10 días más).

b. Análisis del moco cervical; el moco cervical debe presentar características favorables, consistencia filante, poco viscosa, pH óptimo, que garantice el paso de espermatozoides.

En un portaobjetos al microscopio se ve la imagen en helecho.

c. Exploración poscoital o Test poscoital; Consiste en recuperar a las pocas horas tras el coito moco y semen y verlo en el microscopio; movilidad de los espermatozoides, número por campo, características del moco y capacidad
de penetración.

También se comprueba si el semen cae dentro del fondo del saco vaginal o no.

d. Prueba de función hormonal, se analiza la cantidad de estrógenos en sangre en determinados momentos del ciclo, picos de LH, niveles séricos de progesterona.

También en el hombre se realiza análisis hormonal. A veces también se hacen pruebas tiroideas, de tolerancia a la glucosa, nivel de prolactina (para descartar un tumor hipofisario), etc.

2. Exploración ecográfica, se detectan agenesias de órganos. También malformaciones congénitas, enfermedades tumorales, enfermedades infecciosas.

En hombre sirve para ver función prostática y de vesículas seminales.

3. Análisis de semen, cantidad, movilidad, morfología, vitalidad.
4. Exploración de E.T.S.: Son la sífilis, gonorrea, micoplasma, clamydias.

Estos microorganismos pueden provocar esterilidad en la mujer por infección del tracto genital o en el hombre alterando el semen o el espermatozoide.

Otras veces agotan las sustancias nutritivas del espermatozoide. Algunos microorganismos provocan formación de anticuerpos tanto en el hombre como en la mujer.

También se hacen análisis de orina para detectar piuria, tanto en varón como en mujer.

5. Pruebas de permeabilidad tubárica; Sirven para diagnosticar si la luz de las trompas es permeable para el paso de espermatozoides o del huevo fecundado.

Una de las pruebas es la HSG: radiografía de trompas y útero. Se inyecta contraste a través de la vagina (sulfato de bario o un gas).

Se ve si hay obstrucción. Se realiza inmediatamente después de la menstruación de la mujer y sin infecciones para evitar la diseminación.

Otra prueba es la laparoscopia; Con un tubo se explora la cavidad pélvica a través de una incisión por debajo del ombligo.

A veces es terapéutica (además de diagnóstica) ya que se interviene quitando adherencias.

En hombre para ver la permeabilidad de conductos deferentes se hace ecografía transrrectal con medios de contraste.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online