Antecedentes de la biología

El desarrollo de la biología siempre ha dependido de los progresos tecnológicos que han posibilitado la investigación cada vez más profunda de la materia viva y los procesos vitales. En este sentido, el microscopio óptico —que data de finales del siglo XVI desempeñó un papel fundamental, contribuyendo a la elaboración de hipótesis y teorías que condujeron a duraderas polémicas que enfrentaron a preformacionistas.

Los preformacionistas (que defendían la existencia del individuo ya antes del desarrollo del huevo) y epigenetistas (que defendían el desarrollo embrionario por diferenciación de una masa amorfa), o a las que enfrentaron a los partidarios y detractores de la teoría de la generación espontánea (que defendía el origen espontáneo de muchos organismos a partir de materia orgánica en descomposición), teoría que quedó sepultada definitivamente en el siglo XIX con el nacimiento de la microbiología gracias a los estudios de Pasteur

(1822-1895) sobre la naturaleza microbiana de las fermentaciones y de las enfermedades infecciosas.

La clasificación biológica

EI siglo XVIII fue el siglo de los biólogos experimentales y de los grandes naturalistas. Entre los primeros destacan Réamur (1683-1757) y Spallanzani (1729-1799), que prepararon el terreno a Pasteur. Al naturalista conde Buffon (17074788) debemos una   extensa Historia natural y a  Linneo (1707-1778) la nomenclatura binomial todavía vigente para la clasificación   de las especies que introdujo en su famosa obra Systema naturae.

La biología moderna 

Si el siglo XVIII marca la independencia de la biología  respecto a otras disciplinas, en  el siglo XIX ésta adquiere la  categoría de ciencia moderna gracias a M. Schleiden  (1804-1881) y T. Schwann  (1810-1882), cuyas investigaciones les condujeron  formular la teoría celular según la cual la célula es la unidad   anatómica y fisiológica de todos los seres vivos. Este gran   descubrimiento, junto con los  pacientes estudios  experimentales de G. Mendel (1822-1884) sobre los mecanismos de la transmisión  de los caracteres hereditarios abonarán el terreno para el  desarrollo de la genética y la  formulación de la teoría de la  evolución por A. R. Wallace

(1823-1913) y Ch. R. Darwin  (1809-1882), autor de dos  obras trascendentales en la historia de la investigación de la biología: El origen de las especies y El origen del  hombre.

La biología molecular  

El desarrollo de la bioquímica de la nueva tecnología del  microscopio electrónico revolucionan la biología en el siglo XX, abriendo una nueva era de descubrimientos basados en el estudio de los cromosomas y las biomoléculas.

En 1915 Morgan, Sutton y Bovery formulan la teoría cromosómica de la herencia en 1925, Muller explica las mutaciones génicas; en 1953 J. Watson y H. Crick dan a conocer el modelo de la doble hélice de ADN, y en 1965 Niremberg y Khorana descubren el código genético que determina la biosíntesis de las proteínas.

Pero la investigación biológica no cesa; nuevas tecnologías permiten sintetizar y secuenciar ADN, sintetizar proteínas en cantidades industriales, introducir fragmentos de ADN en el ADN de un ser vivo, producir plantas y animales transgénicos; estamos en la era de la ingeniería genética.

Publicado en Ciencias naturales y física