Arquitectura del siglo XX

Art nouveau, modernismo, secesión y artdéco pierden energía con la primera guerra mundial, pero las innovaciones que han introducido se retoman en el periodo posterior.

Diferencias esenciales distinguen la arquitectura contemporánea de la arquitectura de siglos anteriores.

Los palacios ya están construidos y las pocas monarquías que quedan no tienen necesidad de impresionar, construcciones equivalentes durante el siglo XX son las que inciensan los regímenes políticos en el poder. En general, su valor artístico es discutible.

Se siguen construyendo iglesias, pero se pierden en la cantidad de otros edificios más utilitarios que los arquitectos erigen: bibliotecas, escuelas, hospitales, teatros, estadios y sobre todo viviendas individuales o colectivas.

El precio del terreno urbano orienta hacia construcciones altas, estructuras sólidas, métodos de construcción y materiales económicos. El mármol y la piedra son lujos que han sido remplazados por el concreto armado, flexible al punto de ser moldeable. El vidrio no tarda en ser adoptado también. Se concibe y se usa la prefabricación. Simplificando al máximo, se puede considerar que la arquitectura del siglo XX progresa en cuatro grandes etapas:

1. El Bauhaus y el racionalismo
2. El funcionalismo
3. El organicismo
4. El brutalismo

Fuente: Apuntes de Diseño contemporáneo de la U de Londres.

Publicado en Diseño gráfico contemporáneo

Suscríbete:

who's online