Asiento de diario

El diario general es uno de los libros principales dentro de un sistema de contabilidad, el cual se complementa con el libro mayor. Su fundamento legal se halla en el artículo 33 del Código de Comercio, inciso a, donde se señala, entre otras disposiciones, que el asiento de diario permitirá identificar las operaciones individuales y sus características, así como conectar dichas operaciones individuales con los documentos comprobatorios originales de las mismas.

El diario general también se conoce como libro diario o de primera anotación, ya que en él se efectúa por primera vez el registro de las transacciones que realiza una entidad. En el léxico contable, dicho registro se denomina asientos de diario. Éstos, a su vez, se clasifican en asientos simples (constan de un solo cargo y abono) y asientos compuestos (involucran varios cargos y abonos).

Concepto

El asiento de diario es el registro ordenado y cronológico de las transacciones diarias que realiza una entidad, mediante este registro se da a conocer una serie de datos como:

– Fechas de las operaciones.

– Nombre de las cuentas afectadas por las operaciones practicadas.

– Descripción breve del concepto de la operación registrada, considerando los folios de los documentos comprobatorios.

– Importe de las cantidades que afecten las subcuentas o auxiliares, etcétera.

Registro

Toma en cuenta que el registro en el libro diario requiere de un acomodo de los conceptos, datos o importes que incluirá; por ello, te presentamos el siguiente ejemplo considerando las columnas:

Para incluir en cada columna la información correspondiente deberás:

– Columna 1: Anotar la fecha cuando fue realizada la transacción.

– Columna 2: Establecer el número que le corresponda a la cuenta en el libro mayor.

– Columna 3: Apuntar el número consecutivo que se dará a cada asiento, empezando con el de apertura, que será el 1, y así sucesivamente. Enseguida, registrar los nombres de las cuentas a las que se deberá cargar, las subcuentas correspondientes y, posteriormente, las cuentas que se abonarán en dicho asiento con sus respectivas subcuentas. Al final de esta columna, incluir una redacción breve, clara y precisa sobre la operación (por ejemplo, tipo de operación, compraventa, número de cheque, factura, artículos, etcétera).

– Columna 4: Corresponde a parciales; en ella se anotarán todas las cantidades que pertenecen a las subcuentas (auxiliares) de las cuentas que se cargan y las que se abonan.

– Columna 5: Corresponde a cargos; en ella se apuntará la suma de las cantidades de la columna de parciales y que afecten a las cuentas de mayor que requieran un cargo.

– Columna 6: Corresponde a abonos; en ella se registrará la suma de las cantidades de la columna de parciales y que afecten a las cuentas de mayor que requieran un abono.

Fuente: Contaduría Básica I de la facultad de contaduría y administración, UNAM.

Publicado en Contabilidad

Suscríbete:

who's online