Aspectos generales de la hospitalización

Preingreso

El enfermero debe recoger datos objetivos y claves respecto al niño que nos ingresa porque la ubicación del niño en el hospital obedece a unos parámetros diferentes a los del adulto (se tienen en cuenta otras cuestiones como acompañante del niño, actitud del niño, etc.).

Ingreso en la unidad

Se debe dar ingreso tanto a los padres como a los niños. Las reglas del hospital (horarios de comida, salas y su uso) se darán tanto a los padres como a los niños en función de su grado de comprensión. Sería ideal que:

a) los niños estuvieran perfectamente identificados
b) evitar exploraciones repetidas
c) al tomar constantes, empezar por las menos molestas, (Ej. pulso, temperatura, etc.)
d) moderar el número de profesionales que atienden al niño
e) minimizar el tiempo de estancia en el hospital.

Aspectos complementarios del ingreso

Que los padres conozcan los riesgos y medidas de seguridad de la planta.

Los niños no suelen tener capacidad de decisión luego los padres han de firmar el consentimiento informado, y los profesionales de enfermería deben implicar a los padres en las decisiones.

Se deben entregar a los padres los objetos que el niño trae al ingreso y no son necesarios, respetando los muñecos, juguetes y cosas familiares para el niño.

Se debe facilitar la presencia de los padres en general y durante los procedimientos si el niño lo requiere.

Consideraciones especiales

Si el niño llega en estado de accidente hay que valorar si el niño está consciente o inconsciente, así como el estado emocional de los padres.

Fuente: Apuntes y notas de enfermería materno infantil del Conalep

Publicado en Enfermería

Suscríbete:

who's online