Bacterias

Las bacterias son seres microscópicos vivos formados por una sola célula, que se encuentran en todos los medios donde vive el hombre; una gran cantidad de ellas viven normalmente en el intestino y en la faringe o garganta del cuerpo, y sin embargo, a pesar de ello no producen daño, pues se encuentran en equilibrio con las defensas del organismo.

La única forma de que una bacteria nos pueda hacer daño, es que, al reproducirse rápidamente, el número de bacterias sea mayor que el número de defensas del organismo. Las bacterias son eliminadas con los desechos del cuerpo: sudor, orina, secreciones respiratorias (moco) y excremento. Al pasar a otra persona, si ésta no tiene las suficientes defensas, puede reproducirse rápidamente y provocar una infección o una intoxicación. Cuando ingresa a nuestro cuerpo una bacteria que es desconocida no tenemos suficientes defensas y ocurre exactamente lo mismo.

La peligrosidad de las bacterias se llama virulencia y depende de su capacidad de reproducción y de la temperatura a la que se reproduce más rápidamente. Las principales bacterias que nos causan enfermedades y que son trasmitidas por los alimentos se reproducen cada 20 minutos a temperaturas entre los 35 y 40 grados centígrados.

En algunas ocasiones las bacterias producen sustancias que atacan al cuerpo. Estas sustancias son las llamadas toxinas que provocan una intoxicación de origen biológico. Otras veces, las toxinas son residuos de bacterias, que al ser destruidas provocan más daño que la bacteria viva.

Fuente: Apuntes de Higiene y seguridad industrial de la Unideg.

Publicado en Higiene y seguridad industrial

Suscríbete:

who's online