Balance general

El balance general presenta un estado que resume la posición financiera de la empresa en un momento determinado.

El estado hace una comparación entre los activos de la empresa (lo que posee) y su financiamiento, el cual puede ser de deuda (lo que debe) o de capital contable (lo que aportaron los propietarios).

Existe una diferencia importante entre los activos y los pasivos a corto y a largo plazos. Los activos circulantes y los pasivos circulantes son activos y pasivos a corto plazo.

Esto significa que se espera que se conviertan en efectivo en un año o menos. Todos los demás activos y pasivos, junto con el capital contable de los accionistas, que, se supone, tienen una duración ilimitada, se consideran a largo plazo o fijos porque se espera que permanezcan en los libros de la empresa durante un año o más.

Se acostumbra enumerar los activos comenzando desde el más líquido hasta el menos líquido. Por tanto, los activos circulantes preceden a los activos fijos.

Los valores negociables representan inversiones a corto plazo muy líquidas, como los bonos de la Tesorería o los certificados de depósito, que son propiedad de la empresa.

Debido a su naturaleza excesivamente líquida, a menudo los valores negociables se consideran como una forma de efectivo.

Las cuentas por cobrar constituyen el dinero total que la empresa debe cobrar a sus clientes por venderles a crédito.

Los inventarios incluyen las materias primas, los trabajos en proceso (artículos terminados parcialmente) y los productos terminados que posee la empresa.

El registro contable de los activos fijos brutos es el costo original de todos los activos fijos (a
largo plazo) que posee la empresa.

Los activos fijos netos representan la diferencia entre los activos fijos brutos y la depreciación acumulada , es decir, el gasto total registrado para la depreciación de activos fijos (el valor neto de los activos fijos se conoce como su valor en libros).

Al igual que los activos, las cuentas de pasivos y de capital contable se registran en el balance general comenzando con los de corto plazo y terminando con los de largo plazo.

Los pasivos circulantes incluyen: las cuentas por pagar, que son las cantidades que la empresa debe por compras a crédito; los documentos por pagar, que son préstamos a corto plazo pendientes, generalmente otorgados por bancos comerciales, y los cargos por pagar, que son cantidades que se adeudan por servicios que no requieren factura. (Como ejemplos de cargos por pagar están los impuestos que se adeudan al gobierno y los salarios que se adeudan a los empleados.) La deuda a largo plazo es aquélla cuyo pago no se exige para el año en curso.

El capital contable de los accionistas representa los derechos de los propietarios sobre la empresa.

El registro contable de las acciones preferentes muestra los ingresos obtenidos a través del tiempo por la venta de acciones preferentes.

Después, dos registros contables, el de las acciones comunes y el del capital pagado por arriba del valor nominal de estas acciones, indican la cantidad que pagaron los compradores originales de las acciones comunes.

El registro contable de las acciones comunes refleja su valor nominal. El capital pagado por arriba del valor nominal representa la cantidad de ingresos por arriba del valor nominal, recibida por la venta original de las acciones comunes.

Fuente: Apuntes de Administración financiera de la UNIDEG

Publicado en Administración financiera

Suscríbete:

who's online