Beneficios al realizar la investigación de accidentes

1. En primer lugar, la investigación permite que los hechos sean reconstruidos lo más fielmente posible, ya que al interrogar a varias personas —incluyendo al accidentado— puede haber versiones contradictorias; por lo tanto, el estudio de ellas puede aclarar mejor los hechos. Al efectuar la investigación es muy importante tomar en cuenta las siguientes consideraciones: en primer lugar, insistir que se está tratando de encontrar la causa del accidente, y que no se pretende hallar culpables.

2. En segundo lugar, una adecuada investigación permite al supervisor recolectar la información necesaria para encontrar la causa inmediata (práctica o condición insegura) que lo produjo. Las medidas correctivas no serán válidas si no se ataca la verdadera causa.

3. En tercer lugar, al investigar un accidente es posible encontrar otros riesgos potenciales que si bien tienen relación con el accidente, es probable que no se hayan detectado anteriormente y puedan producir un accidente distinto, si no se corrigen.

4. En cuarto lugar, al identificar las causas inmediatas podemos aplicar controles más efectivos para que no vuelva a ocurrir, a la vez que efectuamos el estudio necesario para corregir las causas básicas.

5. En quinto lugar, una investigación detallada también les demuestra a los trabajadores el interés de la administración por protegerlos, y la preocupación por su bienestar

6. Por último, las investigaciones de accidentes generan información que puede registrarse estadísticamente, y al analizarla utilizando las herramientas técnicas podemos establecer el comportamiento y la tendencia de ellos, lo que nos lleva a encontrar factores comunes como causas de los accidentes y así plantear estrategias y medidas correctivas de mayor alcance.

Como se observa en la siguiente figura, quien debe realizar la investigación del accidente es el supervisor, entendiéndose por supervisor el jefe inmediato del accidentado.

Esto obedece a varias razones: por un lado el supervisor es quien mejor conoce el área de trabajo de su personal, y por lo tanto, quien puede formarse una mejor idea de lo que realmente sucedió. Como el accidente afecta en forma directa a su área y le impacta en sus indicadores de productividad, su interés en corregir las causas es mayor que el de otras personas.

Asimismo, dado que él es quien mejor conoce a su personal, resulta ser la persona más indicada para obtener la información, puesto que sabe cómo y dónde obtenerla.

Según se observa en el diagrama, el supervisor será quien lleve a cabo las acciones correctivas y quien vigile que éstas se cumplan.

Como parte de una adecuada investigación de accidentes, debemos considerar los obstáculos que se pueden presentar:

a) La administración puede no estar interesada en la investigación de accidentes, ya que considera que el programa de seguridad no es una de sus prioridades.

b) Los jefes de los supervisores no les dan facilidades para efectuar la investigación, ya que el programa de seguridad no impacta en la evaluación de su desempeño.

c) El ambiente de trabajo y el estilo de liderazgo del supervisor es muy represivo, por lo que el personal no colabora en la investigación, o bien no notifican los accidentes al supervisor por temor a represalias, por miedo a incapacitarse, o porque consideran que no son importantes, ya que el mismo supervisor no les da la
importancia necesaria.

Fuente: Apuntes de Higiene y seguridad industrial de la Unideg.

Publicado en Higiene y seguridad industrial

Suscríbete:

who's online